Aunque el título pueda parecer exagerado, nada más lejos de la realidad. La Gvozdika, una pieza de artillería autopropulsada de origen soviético, se ha empleado de manera tan eficaz contra las unidades contracarro ucranianas en la Guerra del Donbass, que apenas se atrevían a atacar a los medios blindados rusos.

 

2S1 Gvozdika, un medio sin parangón en la OTAN

EEUU y los países de Europa Occidental carecen de sistemas comparables a este. Tan solo los países de la OTAN como Polonia, con material soviético heredado, disponen de este u otros ATP similares.

El 2S1 es un sistema de artillería autopropulsada con un cañón 2A18 de 122mm. Tiene un alcance máximo de unos 15 Km y 22 con munición asistida en tiro parabólico o indirecto, y de 1 a 6 Km en directo. La cadencia máxima de disparo es de 5 dpm. y la sostenida entre uno y dos. La pieza tiene fama de ser muy fiable y de necesitar muy poco mantenimiento, lo cual es fundamental en combate. En un campo de maniobras una interrupción es una molestia. En el este de Ucrania puede suponer la destrucción del vehículo con sus cuatro tripulantes dentro.

Con un peso de 16 tn. y una potencia de 300 cv. su excelente movilidad en terrenos blandos y pantanosos, y fiabilidad lo hacen muy popular en labores para las que no fue diseñado, como veremos a continuación.

BK-13 HEAT-FS-T
Munición HEAT-FS-T BK-13

Cazando equipos contracarro

Los equipos de defensa contracarro (DCC) del Ejército Ucraniano pueden dividirse en dos tipos, dependiendo del medio del que dispongan. Pueden ser ATGM (misiles contracarro) o cañones contracarro. Los primeros han tenido que lidiar, además de con los 2S1, con los sistemas Shtora-1 de los T-90 rusos. Este es un sistema de protección pasiva que interfiere en el sistema de guía de los misiles de origen ruso o soviético (todo el arsenal ucraniano es de este origen o derivados), evitando que llegue a su objetivo. Por suerte, el número de T-90 que fueron desplegados era escaso.

En el caso de cañones contracarro, el Ejército Ucraniano ha utilizado los Gvozdika más como sistemas contracarro, que como cañón de asalto. Si bien lo mejor que posee como munición CC el 2A18 es la HEAT-FS-T BK-13, con una velocidad en boca de 690m/s, un alcance máximo eficaz de 1.000m, y una penetración máxima de algo más de 400mm de RHA, no es necesario una penetración del blindaje para destruir el carro enemigo. Impactos a corta distancia con distintos tipos de munición, pueden llegar a ser catastróficos en el interior, saltando la torre por los aires, como suelen tenernos acostumbrados los T-72. Sin embargo, su escaso blindaje, que llega a ser de 20mm máximo, hizo que fuera muy vulnerable en esos choques directos y tuvieran bastantes bajas.

2S1 'Gvozdika' destruido por artillería
2S1 Gvozdika ruso destruido por la artillería ucraniana. Su escaso blindaje lo hace muy vulnerable, ya que tan solo le protege del fuego de fusilería.

En el lado ruso, además de su rol como fuego indirecto tradicional, se ha utilizado como cañón de asalto, atacando las posiciones fortificadas del bando gubernamental, así como a las unidades de DCC, que eran abatidas con extraordinaria eficacia. El rango de acción en tiro directo es de 1 a 6 Km, lo cual es mayor al alcance de casi cualquier ATGM ucraniano.

Una de las lecciones que se pueden obtener de este conflicto son las posibilidades que pueden dar este tipo de vehículos en ejércitos, no ya de la OTAN, donde habría que dotarse de un modelo que no hay en la mayoría de ellos, sino en los que lo tienen en servicio. La doctrina de la OTAN puede que limite a algunos de ellos, las numerosas ventajas que se pueden obtener de estas ATP.

Como guinda al artículo, os dejamos un vídeo del interior de un 2S1 Gvozdika del Ejército Ruso en acción:

También pueden leer este artículo sobre la efectiva guerra electrónica rusa en el conflicto ucraniano:

Guerra electrónica rusa contra los UAV en Ucrania

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here