Tumbamos uno de los mitos que más circulan por la red, en el cual destructor Donald Cook es “asustado” y bloqueados todos sus sistemas electrónicos. Este caso necesita poca presentación, ya que se convirtió en viral, siendo pocos los interesados en los temas de defensa que no lo conozcan.

El 14 de abril de 2014 el Departamento de Defensa de los EEUU hace pública una noticia sobre un incidente en el mar Negro acaecido dos días antes. En él se vieron implicados el destructor de la clase Arleigh Burke Donald Cook, y dos Su-24 de la Fuerza Aérea Rusa. El coronel Steve Warren hizo unas declaraciones sobre el suceso:

“El avión no respondió a los múltiples avisos y advertencias del Donald Cook, y el suceso terminó sin incidentes después de aproximadamente 90 minutos. Esta provocativa y poco profesional acción rusa es incompatible con los protocolos internacionales y acuerdos anteriores sobre la interacción entre nuestros militares”

También mencionó que fueron dos los Su-24 presentes, aunque tan solo uno tomó parte en las maniobras agresivas, mientras que el otro permaneció a bastante más altura. El Su-24 no sobrevoló en ningún momento el DDG-75 Donald Cook, sin embargo realizó pasadas rasantes a nivel del mar para luego subir a varios cientos de metros de altura. En total fueron 12 las pasadas que efectuó.

El coronel, no solo no habló de ninguna vulnerabilidad del destructor tipo Arleigh Burke, sino que dijo lo siguiente:

“El Donald Cook es más que capaz de defenderse por sí solo contra dos Su-24”.

Además añadió unas consideraciones sobre la actitud de los pilotos rusos, no solo de este en concreto, sino de la que llevan sosteniendo desde hace ya un tiempo según el coronel Warren:

“Me resultaría difícil creer que dos pilotos rusos, por su propia cuenta, decidieran realizar tal acción “, dijo. “Hemos visto que los rusos se han comportado de forma poco profesional y violado las normas internacionales en Ucrania durante varios meses, y estos actos continuos de provocación y falta de profesionalismo no hacen nada para enfriar la situación en Ucrania, a lo cual hemos instado a los rusos a hacer”.

Sin embargo, un portal de noticias ruso publica una noticia cuatro días más tarde que poco tiene que ver con lo que dijo el coronel Warren, al que encima citan como fuente para aseveraciones como estas:

“Warren tildó estas maniobras de vuelo como aterradoras e inaceptables. Desmoralizan la tripulación y socavan la atmósfera del grupo”.

También añaden que: “Los miembros de la tripulación están recibiendo el tratamiento psicológico necesario después del estrés”.

destructor Donald Cook
DDG-75 Donald Cook.

Como podemos ver en el enlace original, el coronel Warren no dice nada de esto. Pero a pesar de ello, de que la fuente primaria contradice a la rusa, se ha repetido hasta la saciedad que la tripulación del destructor Donald Cook necesitó tratamiento psicológico y hasta 27 se dieron de baja por el estrés.

Además de todo lo dicho, al poco empezaron a unirse otros portales al bulo propagado, con más datos, pero también erróneos:

“El bombardero táctico ruso Su-24 que sobrevoló el US Donald Cook no llevaba bombas ni misiles. Bajo su fuselaje había únicamente un contenedor con un sistema de guerra electrónica llamado Khibiny.

Al aproximarse al destructor, el sistema Khibiny del Su-24 puso fuera de servicio los radares, circuitos de control, sistemas de transmisión de información, etc. En otras palabras, todo el sistema Aegis quedó inutilizado, como cuando se apaga un televisor con un mando a distancia. Después de esto, el Su-24 simuló un ataque con misiles contra el USS Donald Cook, que había quedado totalmente ciego y sordo. Y repitió esa acción un total de 12 veces.”

Su-24M2 con el sistema de guerra electrónica de autodefensa Khibiny (KS-418) en la zona central. Nada semejante se pudo apreciar en los dos Su-24 que sobrevolaron el Donald Cook.
Su-24M2 con el sistema de guerra electrónica de autodefensa Khibiny (KS-418) en la zona central. Nada semejante se pudo apreciar en los dos Su-24 que sobrevolaron el Donald Cook.

Falta decir que el sistema de guerra electrónica Khibiny no ha sido instalado en el Su-24, algo que aclaró en su momento el fabricante de dicho sistema, la empresa KRET, en un comunicado que por desgracia ya no está disponible, pero que el autor de este artículo pudo consultar numerosas veces, y que ha sido tomado como referencia en multitud de sitios.

Hubo un proyecto de modernización del Su-24M2 en el que se pensaba instalar un pod Khibiny (KS-418) en el anclaje central del fuselaje. Esto no llegó a materializarse ya que todos los Su-24 serían reemplazados por los Su-34, que sí llevan el Khibiny completo. El KS-418 es tan solo para labores defensivas y no ofensivas como las que supuestamente realizó en este suceso.

Como vemos, tanto las declaraciones de las bajas psicologicas, como el sistema de guerra electrónica que “apagaba” los sistemas de combate del destructor Donald Cook no han sido mas que meras invenciones de un medio ruso, reproducido sin espíritu crítico por muchos otros medios. Esto deja bien patente la poca seriedad de la prensa, que no se molesta en contrastar las fuentes, limitándose a realizar un copia-pega de lo que crean que vaya a recibir muchas visitas. destructor Donald Cook

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
13 + 2 =