El siguiente texto es de uno de los que mejor conocen el F-35 Lightning II, el Major Morten “Dolby” Hanche, de la Real Fuerza Aérea Noruega, un veterano piloto con más de 2.200 horas de vuelo en el F-16. Nos cuenta su experiencia a lomos del polémico cazabombardero frente a los A-4 Skyhawks de la empresa Draken International.

Muchos dirán que no es un enfrentamiento justo el del F-35 contra los A-4, pero esta gente se olvida de que tanto compañías privadas las utilizan para entrenar a los cazas más modernos de la USAF, como entre los agressor en los Red Flag, hay aviones tan veteranos como el T-38 Talon enfrentándose a los F-22, y pilotados por pilotos de los Raptor.

El piloto noruego en cuestión, hace un breve repaso de las bondades del Lightning II, como son la fusión de sensores y la incapacidad de los A-4, con asistencia de los radares en tierra, de detectar a los Lightning II. También alaba la capacidad del avión de actuar en desventaja táctica en dogfight y acabar imponiéndose con facilidad. El original pueden consultarlo en noruego e inglés en la página del proyecto noruego del F-35, dentro del Ministerio de Defensa:

En este post voy a hacer un breve resumen de mis impresiones después de haber volado varias veces en las últimas semanas contra A-4 Skyhawks. Este post pretende ser un complemento a los anteriores en combate aéreo moderno y furtivo.

Lo primero es lo primero – ¿es relevante entrenar el combate aéreo contra un viejo A-4? ¿Podemos extraer lecciones relevantes de todo esto? Después de todo, es un avión que sirvió durante la guerra de Vietnam!

Morten Hanche "Dolby" tras un vuelo en el F-35. Imagen del Ministerio de Defensa Noruego.
Morten Hanche “Dolby” tras un vuelo en el F-35. Imagen del Ministerio de Defensa Noruego.

Creo que este tipo de entrenamiento es relevante por varias razones:

  • Los sensores y la “fusión” del F-35 Lightning II me proporcionan como piloto una buena conciencia situacional. Para que un F-35 simule un oponente contra otro F-35, debemos restringir tanto los sensores individuales como la fusión. Incluso entonces es difícil bajar el nivel del avión lo suficiente. Como piloto rojo en el F-35 podría “engañar” y utilizar información que un oponente genuino no tendría disponible. Resistir a la tentación requiere disciplina.
  • Los A-4 a los que nos enfrentamos en estos ejercicios tenían un rendimiento similar en cuanto a sensores a nuestros propios F-16 actualizados. También llevaban jammers destinados a perturbar nuestro radar.
  • Los pilotos que enfrentamos eran muy experimentados. Estamos hablando de más de 2.000 horas en aviones como el F-16, F-15E, F-15C y el F-22, con un conocimiento detallado sobre tácticas y armamento de 5ª generación. Al cooperar estrechamente con los controladores de interceptación en tierra (GCI), podrían adaptar la formación y ofrecernos un oponente reactivo y desafiante. Observe la palabra “reactivo”.
  • El A-4 es un avión pequeño con una firma radar también pequeña. Muchos oponentes potenciales en el aire son más grandes y más fáciles de encontrar que el pequeño A-4.
A-4 Skyhawks de la empresa Draken International. Disponen de radar AN/APG-66, AN/ALR-66 RWR, contramedidas electrónicas, pod con jammer, HUD, HOTAS, MFD y 1553 databus. Con ellos se puede replicar gran parte de las características de un avión de cuarta generación a un precio muy inferior.
A-4 Skyhawks de la empresa Draken International. Disponen de radar AN/APG-66, AN/ALR-66 RWR, contramedidas electrónicas, pod con jammer, HUD, HOTAS, MFD y 1553 databus. Con ellos se puede replicar gran parte de las características de un avión de cuarta generación a un precio muy inferior.

Entonces, ¿qué experimenté en mis encuentros con el A-4? Probamos varios tipos de combates. Desde un F-35 contra otro Skyhawk, a un F-35 contra dos A-4, dos F-35 contra dos A-4, dos F-35 contra cuatro A-4, y tres F-35 contra cuatro A-4. Me quedo con algunas impresiones principales.

  • Los sensores del F-35, uno por uno, son buenos. En una de las salidas volé solo contra dos A-4 y me limité a usar sólo el radar, sin apoyo de los controladores de tierra, ni Link-16, sin compartir información con otros miembros de la formación, ni apoyo de los sistemas de alerta de radar pasivo o IFF – Identificación Amigo o Enemigo. Sin embargo, mi radar detectó los objetivos a tiempo para optimizar mi intercepción, disparar los misiles y, si fuera necesario, llegar sin ser detectado al alcance visual.
  • “Fusión” significa tanto control automático de los diversos sensores como la combinación de todos los datos de estos sensores en una sola imagen táctica unificada. Creo que la “fusión” es uno de los aspectos más importantes del F-35. La “fusión” me permite centrarme en las tácticas, en lugar de la gestión detallada de mis sensores. En mis encuentros con los A-4, la “fusión” funcionó mejor que otras veces. Fue reconfortante ver cómo funcionaba. La buena “imagen situacional” que tuve nos proporciona varias ventajas; podemos tomar decisiones tácticas más adecuadas, y toma menos tiempo antes de que podamos obtener “valor táctico”.
  • La lección más importante para mí personalmente fue ver lo difícil que fue para los A-4 encontrarnos, incluso con el apoyo de GCI. Tomamos deliberadamente decisiones tácticas de alto riesgo para ver hasta dónde podíamos estirar nuestra suerte, y aún así permanecer sin ser detectados. Al menos por mi parte, esto reforzó mi confianza en la efectividad de nuestras tácticas. Espero que todos mis colegas del F-35 lleguen a tener la misma experiencia que yo.
cabina F-35
La cabina del F-35, con la capacidad, junto al casco, de presentar todos los datos de los sensores del avión en una sola imagen táctica, gracias a la inigualable fusión de sensores. Foto de Ngau Kai Yan.

El combate dentro del alcance visual de un avión como el Lightning II contra el A-4, podría no ser justo. Sin embargo, el A-4 comenzó en cada encuentro como el agresor. Pero siempre, al final del combate acababa apuntando con el avión al Skyhawk.

2 COMMENTS

  1. ¡¡A-4 contra F-35!!, lo justifican en el articulo, pero queda la sensación de que para que el F-35 pueda lucirse es necesario enfrentarlo con anticuados aviones ya obsoletos, porque al parecer ay enfrentamientos contra el F-16 donde el F-35 salió mal parado, y eso es lo que me deja este articulo, a mi en particular, que para que el F-35 salga victorioso es necesario enfrentarlo con aviones anticuados y ya fuera de servicio

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here