El 17 de septiembre de 1944 paracaidistas británicos y estadounidenses saltaron sobre Holanda con el objetivo de poner fin a la guerra antes de Navidad. Los objetivos eran capturar una serie de puentes sobre el Rin para poder entrar en Alemania. El resultado fue un doloroso fracaso para los aliados. Operación Market Garden

ANTECEDENTES

Habiendo logrado una contundente victoria en Normandía, los aliados entraron en París en agosto de 1944. Los mastodónticos ejércitos angloamericanos avanzaban a buen ritmo y la desbandada germana hacía presagiar un rápido final de la guerra en Europa.

Al llegar a la frontera comenzaron los problemas. Los suministros llegaban desde las lejanas playas de Normandía. El combustible comenzó a escasear. No era fácil abastecer a unas fuerzas aliadas cuyos tanques necesitaban 3,5 millones de litros de gasolina diarios. Lo que había sido un veloz y triunfal avance se detuvo quedando embarrancado a las puertas del Reich. El mismo general Patton llegó a declarar: Mis hombres pueden comerse sus cinturones, pero mis tanques necesitan gasolina.

Ante los soldados aliados se extendía el caudaloso río Rin, el último obstáculo natural que les impedía entrar en Alemania. Al general Eisenhower, comandante en jefe de las Fuerzas Aliadas en Europa se le planteaban dos opciones: penetrar en el Sarre con el 3º Ejército de Patton o bien atacar desde el norte con el 21º Grupo de Ejércitos de Montgomery ocupando el Ruhr. El mariscal Montgomery argumentó que si se le concedía prioridad podía poner fin a la guerra. Para ello, ideó un plan que incluía la utilización de fuerzas aerotransportadas. Finalmente, Eisenhower tomó la decisión de aceptar la propuesta de Montgomery.

 

EL PLAN DE MONTGOMERY

Para entrar en Alemania, los aliados debían cruzar el Rin. Por ello, el mariscal Montgomery ideó un arriesgado plan denominado Market Garden. Era una idea sencilla pero muy osada para alguien tan prudente como Montgomery. Los aliados lanzarían tres divisiones aerotransportadas y una brigada paracaidista sobre Holanda, estas fuerzas debían capturar una serie de puentes y esperar a ser relevados por el 30º Cuerpo británico.

Los objetivos que se les habían asignado las distintas fuerzas que participaban en la operación estaban distribuidos de la siguiente forma.

  • 101ª División Aerotransportada de Estados Unidos : capturar los puentes en el área de Eindhoven
  • 82ª División Aerotransportada de Estados Unidos: capturar los puentes de Grave y Nimega.
  • 1ª División Aerotransportada británica: capturar los puentes de Arnhem.
  • 1ª Brigada Paracaidista polaca: capturar los puentes de Arnhem.
  • 30º Cuerpo británico: enlazar con las fuerzas aerotransportadas.

El plan constaba de dos fases:

  1. Market: los paracaidistas debían capturar los puentes que se les habían encomendado.
  2. Garden: el 30º Cuerpo debía acudir al rescate de las tropas aerotransportadas con los tanques de la División Acorazada de Guardias a la cabeza.

Mapa con el plan de la operación Market Garden

EL PRIMER DÍA

La 101ª División Aerotransportada, saltó en las proximidades de Eindhoven y en un principio no encontró demasiada resistencia. Los estadounidenses intentaron capturar el puente de Son, pero los alemanes lo volaron. Así pues, los norteamericanos lograron establecer contacto con la resistencia que les fue de gran ayuda, sin embargo, la voladura del puente de Son había supuesto un importante contratiempo.

Más al norte, la 82ª División Aerotransportada rápidamente logró capturar el puente de Grave. Sin embargo, cuando las tropas del 508º Regimiento de Infantería Paracaidista se internaban en la ciudad de Nimega, se toparon con los duros de las Waffen-SS y les resultó imposible capturar el puente.Operación Market Garden

En Arnhem, la ciudad más alejada de la línea del frente, la 1ª División Aerotransportada británica tomó tierra sin problemas.

General Friedrich Kussin tras ser abatido por los paracaidistas británicos
General Friedrich Kussin tras ser abatido por los paracaidistas británicos en una emboscada el 17 de septiembre de 1944. Imagen de Dominio Público.

Sus tropas aterrizaron muy cerca del Hotel Tafelberg, donde se alojaba el mariscal Model, quien estuvo a punto de ser capturado por los aliados, sin embargo, Model logró escapar a tiempo. En los primeros combates, el comandante alemán de la guarnición de Arnhem, el general Kussin, cayó a manos de los paracaidistas británicos. Mientras tanto, tres batallones se internaron en la ciudad decididos a capturar el puente, no obstante, sólo el 2º Batallón del teniente coronel Frost logró controlar el extremo norte del codiciado puente.

Cruzando la frontera entre Bélgica y Holanda, el 30º Cuerpo británico, con los tanques Sherman de la Guardia Irlandesa a la cabeza se encontró con una fuerte oposición en la carretera. La Guardia perdió varios blindados, pues en su avance fueron hostigados por cañones antitanque y muchos carros de combate quedaron carbonizados obstaculizando el tránsito de la interminable columna blindada. Dichos atascos provocaron considerables retrasos. Al anochecer, los hombres del 30º Cuerpo habían llegado a Valkenswaard y no habían logrado enlazar con la 101ª División Aerotransportada. Habían avanzado menos de lo previsto y el tiempo corría en contra de los asediados paracaidistas británicos de Arnhem.Operación Market Garden

 

UNA DESESPERADA LUCHA POR LLEGAR ARNHEM: 18-20 DE SEPTIEMBRE DE 1944

El 18 de septiembre la División Acorazada de la Guardia logró establecer contacto con la 101ª División Aerotransportada. Una jubilosa muchedumbre salió a recibir a los aliados en las calles de Eindhoven, pero el puente de Son sobre el canal Wilhemina había sido volado.

Los ingenieros británicos tuvieron que levantar un puente Bailey para poder cruzar el canal. Los Ingenieros Reales se encargaron de la construcción del puente prefabricado, sin embargo, para cuando dicha obra de ingeniería estaba operativa, el 30º Cuerpo británico llevaba treinta y seis horas de retraso.Operación Market Garden

La 82ª División Aerotransportada tomó los estratégicos altos de Groesbeek y logró mantenerse firme pese a las fuertes e insistentes acometidas alemanas. Una segunda oleada de paracaidistas y suministros llegó para reforzar a los asediados hombres del general Gavin.

Semioruga SdKfz 250 de la aguerrida 9.ª División Panzer SS Hohenstaufen en combate en Oosterbeek. Al fondo se puede apreciar un paracaídas utilizado para lanzar suministros. Bundesarchiv, Bild 101II-M2KBK-771-29 / Höppner / CC-BY-SA 3.0
Semioruga SdKfz 250 de la aguerrida 9.ª División Panzer SS Hohenstaufen en combate en Oosterbeek. Al fondo se puede apreciar un paracaídas utilizado para lanzar suministros. Bundesarchiv, Bild 101II-M2KBK-771-29 / Höppner / CC-BY-SA 3.0

Para la 1ª División Aerotransportada la situación cada vez era más descorazonadora. Sólo un batallón había llegado al puente, los restantes batallones estaban enzarzados en duros combates callejeros en Arnhem. El comandante de la División, el general Urquhart sentía que había perdido el control e intentó dirigir personalmente a sus hombres, pero quedó atrapado tras las líneas alemanas. Sin Urquhart la División estaba perdida, era el único hombre capaz de dar algo de coherencia al desastre que acontecía entre las localidades de Arnhem y Oosterbeek.Operación Market Garden

En el puente de Arnhem, una columna blindada dirigida por el capitán Gräbner trató de desalojar a los hombres del 2º Batallón del teniente coronel Frost. Los paracaidistas, defendiéndose con uñas y dientes causaron serios estragos entre los alemanes y el propio Gräbner murió en el ataque. Una pequeña fuerza equipada con fusiles, ametralladoras, unos pocos lanzagranadas y cañones antitanque logró resistir el ataque de unidades motorizada, a pesar de ello, si el aislado 2º Batallón de Frost no recibía ayuda, era cuestión de tiempo que acabase sucumbiendo.Operación Market Garden

El 19 de septiembre el 30º Cuerpo británico logró establecer contacto en Grave con la 82ª División Aerotransportada. El principal escollo con el que se encontraban era que resultaba imposible abrirse paso por las calles de Nimega, pues la ciudad estaba defendida por los duros granaderos de las SS. Entre las calles de Nimega reposaban decenas de vehículos blindados quemados, a la División de Guardias le resultó imposible avanzar.
Desesperado, temiendo que los británicos no resistiesen en Arhnem, el general Gavin concibió un osado plan para tomar el puente de Nimega. Dos compañías de paracaidistas cruzarían el río Waal remando en botes y desembarcarían, mientras a través de la ciudad, avanzaban los tanques. Atacarían desde ambos extremos.

Para alivio de los atribulados hombres de la 1ª División Aerotransportada británica, el general Urquhart logró volver a su cuartel general en el Hotel Hartenstein, en Oosterbeek. Allí descubrió que la situación no era muy halagüeña: las comunicaciones por radio eran precarias, sólo uno de sus batallones había llegado al puente y la mayoría de los suministros que les lanzaban caían en manos alemanas. La presión sobre los paracaidistas de Urquhart iba en aumento.Operación Market Garden

El 20 de septiembre Gavin llevó a cabo su pequeño desembarco. Los botes se encontraban en retaguardia, por lo que el cruce del río Waal hubo de posponerse varias horas. Tras un bombardeo los cazabombarderos Typhoon tronaron las piezas de artillería y los cañones de los tanques Sherman de la Guardia Irlandesa, que trataron de crear una cortina de humo para la fuerza de desembarco.

Sherman Firefly
Sherman Firefly de la Guardia Irlandesa avanzan por la carretera, dejando atrás otros dos Sherman destruidos. El Firefly, como se aprecia en la imagen, tenía un cañón superior a los otros Sherman destruidos, pues portaban el cañón antitanque británico QF de 17 libras, de un calibre de 76.2mm. Imagen de Dominio Público.

Dos compañías lideradas por el mayor Cook se lanzaron al ataque mientras eran acribillados por las ametralladoras. Los endebles botes saltaban en pedazos, pero los paracaidistas de Cook seguían adelante aunque se hubiese disipado la columna de humo. Los muertos iban en aumento pero la maltrecha fuerza de Cook logró desembarcar. Cargando frontalmente, los paracaidistas barrieron a los defensores alemanes y se abrieron camino hasta el puente, mientras desde Nimega los tanques de la Guardia contactaban con los soldados de Cook. En una espectacular y valiente maniobra, los hombres de la 82ª División Aerotransportada habían logrado capturar el puente de Nimega.Operación Market Garden

Pero una vez más, los aliados cometieron un error fatal. Entre Nimega y Arnhem, los alemanes sólo tenían unas pocas patrullas. Pero los británicos no aprovecharon el éxito que habían obtenido en Nimega y optaron por detenerse. No querían avanzar sin el apoyo de la infantería. Si hubiesen optado por avanzar, hubieran llegado a Arnhem sin problemas.

En el puente de Arnhem, el heroico 2º Batallón de Frost, con su comandante herido, escaso de agua y municiones y habiendo sufrido muchas bajas terminó por rendirse.

Operación Market Garden
El estratégico puente de Arnhem tras la expulsión de los hombres de Frost. Los restos del combate son evidentes. Imagen de Dominio Público.

SE CONSUMA EL FRACASO: 21-26 DE SEPTIEMBRE DE 1944

Con el puente de Arnhem reconquistado por los alemanes, los esfuerzos del 2º Cuerpo Blindado de las SS se volcaron sobre Oosterbeek. En un reducido perímetro conocido como el caldero de las brujas, los hombres del general Urquhart se las arreglaban para contener las embestidas germanas. Los heridos y civiles subsistían en hoteles como el Schoonoord y el Tafelberg. Dichos edificios cambiaban constantemente de manos.

Los hombres de la 1ª División Aerotransportada eran fuerzas de élite que estaban haciendo milagros para cerrar las brechas que abrían los alemanes en su reducto defensivo, pero si no eran socorridos terminarían siendo aniquilados.

El 21 de septiembre saltó sobre Driel la 1ª Brigada Paracaidista polaca, mientras tanto, los tanques británicos sufrieron graves pérdidas en Elst cuando intentaban avanzar hasta Arnhem. El 22 de septiembre el 30º Cuerpo británico logró enlazar con los paracaidistas polacos. Sólo el Rin les separaba de la acorralada división del general Urquhart.

Los polacos intentaron cruzar el río para unirse a la 1ª División Aerotransportada, pero la tentativa resultó un desastre. Pero los alemanes continuaron atacando, logrando cortar la única carretera por la que discurría el avance británico. El 22 de septiembre, los tanques alemanes atacaron en Veghel y Uden a la 101ª División Aerotransportada y el 30º Cuerpo tuvo que enviar blindados de regreso para evitar perder el control de la carretera. La intensidad de los combates fue tal que la carretera fue denominada la autopista del infierno.

En Oosterbeek, los asediados soldados de la 1ª División Aerotransportada se las arreglaban como podían, luchando con fusiles y ametralladoras contra tanques. Por fortuna, contaban con un preciso fuego de artillería del 30º Cuerpo británico. Desde el otro lado del río, los cañones habían contribuido a detener las acometidas germanas.

El 24 de septiembre se llevó a cabo un último intento por reforzar a la 1ª División Aerotransportada británica. Los hombres del 4º Batallón del Regimiento Dorsetshire cruzaron el río, pero cayeron bajo fuego enemigo y sólo setenta y cinco lograron unirse a los paracaidistas de Urquhart.Operación Market Garden

Finalmente, el 25 de septiembre, el general Urquhart recibe la orden de retirarse. Ese mismo día un fuerte ataque de las tropas de las SS está a punto de acabar con la división. La ofensiva puso en peligro las últimas defensas de la división, pero los valerosos paracaidistas lograron detener el ataque.

Prisioneros de guerra británicos en Arnheim. Bundesarchiv, Bild 183-S73820 / CC-BY-SA 3.0
Prisioneros de guerra británicos en Arnheim. Sus rostros reflejan los días de duros combates. Bundesarchiv, Bild 183-S73820 / CC-BY-SA 3.0

Irónicamente, la retirada recibe el nombre en clave de Operación Berlín. Urquhart planea minuciosamente la evacuación. Los operadores de radio emiten informaciones falsas para mantener ocupados a los alemanes y los británicos simulan ocupar posiciones estratégicas. Al abrigo de la oscuridad, bajo la lluvia, dos mil hombres de una división que antes de entrar en combate contaba con diez mil hombres, se retiran. Los ingenieros canadienses en pequeñas embarcaciones a motor consiguen evacuar a los castigados paracaidistas. Sin que se enteren los alemanes, los paracaidistas logran escapar.

 

Imagen de portada: Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0).

Autor: David López Cabia nació en Burgos en 1986. Tras cursar sus estudios en la Universidad de Burgos obtuvo la Diplomatura en Ciencias Empresariales, la Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas y el Máster de Profesorado. Su página web es www.davidlopezcabia.es.

Apasionado de la Historia y en particular de un periodo tan trascendental como la Segunda Guerra Mundial, desde una edad temprana comenzó a interesarse por el mayor conflicto bélico que ha conocido la Humanidad. Debutó como escritor con su novela “La Última Isla” en la cual narra la crudeza del frente del Pacífico. En su segunda obra “En el Infierno Blanco” cambia de escenario bélico y nos traslada a los campos de batalla de Normandía y las Ardenas.

Si quiere adquirir sus libros, puede hacerlo en la siguiente web:

http://afrontaeditorial.com/david-lopez-cabia.html

Operación Market Garden

BIBLIOGRAFÍA
Un Puente Lejano, Cornelyus Ryan.
Derrota en el Rin, Antonio Muñoz.
Grandes Batallas de la Segunda Guerra Mundial, John Macdonald.
Operación Market Garden, septiembre de 1944, Stephen Badsey.
Arnhem. Cruzando el Rin 1944-1945, Lloyd Clark.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here