Tras el repaso que hemos hecho en la primera parte del artículo (para leerlo, haz clic aquí) a la experiencia en combate de los VCIs rusos, repaso indispensable para entender el radical cambio de estos, vamos a entrar en materia del diseño del más revolucionario de los dos VCI de cadenas que van a entrar en servicio próximamente en el ejército ruso, el T-15 Armata.

 

EL T-15 ARMATA (OBJECT 149)

Si bien no estamos ante un diseño innovador, si que será el más moderno de su tipo. Es básicamente una barcaza del carro de combate T-14 Armata, con el motor situado en la parte delantera, una cámara de transporte de personal en la trasera y una pequeña torre con un cañón de 30mm y misiles contracarro. Puede llevar, además del conductor, jefe del vehículo y tirador, a 8 infantes en la parte trasera, lo que es un numeroso elemento de apoyo al T-15. A diferencia de los diminutos BMP, los soldados van mucho más cómodos, lo que también redundará en una mayor eficacia en el combate, al sufrir menor fatiga.

Interior del T-14 Armata
Los rusos han tenido en cuenta la comodidad de su tripulación a la hora de diseñar el vehículo.

Podemos ver antecedentes de este vehículo en el Nagmashot o Achzarit, este último un APC (armored personnel carrier) desarrollado por Israel tomando las barcazas de los T-54/T-55 capturados a sirios y egipcios en combate. A estos se les retiró la torre, se les dio una nueva motorización, situándolo en la parte delantera, además de mayor blindaje. A diferencia del T-15, es un APC, por lo que tan solo lleva una ametralladora de 7.62mm. Posteriormente los rusos hicieron con los T-55 algo similar, aunque con un menor peso y con mayor potencia de fuego, siendo por tanto un VCI, denominado BTR-T, el cual no ha entrado en servicio en ningún ejército.

Un destino similar vivió otro vehículo ruso, el BMPT Terminator. Es el antecedente directo al T-15, aunque es un concepto diferente, en tanto en cuanto no es un VCI, sino un vehículo de apoyo a los carros de combate, ya que no transporta personal en su interior para su desembarque. Su función es la de apoyar a los MBT en el entorno urbano, gracias a sus cañones de 30mm con un elevado ángulo de elevación, y una potente protección gracias a que utiliza la barcaza de un T-72 con blindaje reactivo (ERA) Relik de última generación. Como hemos dicho al comienzo, sufrió un destino similar al BTR-T, ya que apenas se ha exportado, y el ejército ruso tampoco mostró interés en él, no por falta de confianza en el producto, sino porque el T-15 Armata estaba ya en camino. Para saber más de este revolucionario carro de combate:

BMPT Terminator, revolucionando el combate urbano

Con el T-15 Armata se pretende un VCI con una protección similar a la de un carro de combate, el T-14, para acompañarle en el campo de batalla y pudiendo hacer frente a las mismas amenazas. Esto era imposible con los anteriores BMP, que como vimos en el artículo anterior, en la Guerra del Donbass, debían relegarse muchas veces a la retaguardia. Por contra, el T-15 podrá llevar hasta la más adelantada vanguardia, de manera segura, a la infantería necesaria para apoyar a los carros de combate. A su vez, los infantes pueden protegerse, no solo dentro del T-15, sino avanzar cubriéndose con éste.

Blindajes de última generación

Como ha sido tradición desde hace décadas en los tanques rusos y soviéticos, el T-15 Armata dispone de blindaje compuesto reforzado por el blindaje reactivo de nueva generación Malakhit.

Respecto al blindaje compuesto, tan solo sabemos que es el mismo que el del tanque T-14, llegando a pesar unas 48 tn, el mismo peso de un T-90A, lo que nos da una idea del blindaje. Sin embargo, está muy lejos de las 60 tn del Namer israelí, pero en lo que respecta a la OTAN, la mayor parte de VCIs rondan las 30 tn, habiendo excepciones como el Puma alemán que está en ese orden, pero que puede recibir hasta 10 tn de blindaje añadido.

Ajax bitánico
Ajax bitánico, posiblemente será el más capaz de todos los de su clase de la OTAN en cuanto entre en servicio. Su poderoso cañón de 40mm puede penetrar con facilidad los BMP rusos, pero no así al T-15. Si nos fijamos en la parte baja del frontal de la barcaza, apreciamos la plancha de blindaje. Ni entre el escaso ángulo de este, ni las dos planchas juntas supondrían un problema para los RPG o cañones de mediano calibre. Imagen de Kent Periscopes.

El novísimo Ajax británico será uno de los más pesados de su clase con sus 38 tn, pudiendo acercarse a las 42 con un kit. Pero su diseño parte de un VCI ya existente (el Pizarro), con las desventajas que ello conlleva. Por ejemplo, la protección frontal de la barcaza, que es la misma que la del Pizarro, en su parte inferior tan solo lleva una plancha de blindaje de unos 4 cm de espesor, que unido al acero homogéneo de la barcaza, suponen una escasa protección para un vehículo de su tipo. Tal vez llegue a ser suficiente en la zona del motor (a costa de quedarse inmovilizado y ser un blanco fácil), pero el conductor es presa fácil ante cualquier cañón de mediano calibre o un anticuado RPG.

El blindaje reactivo Malakhit es la última generación de una ya larga familia. Hace poco pudimos constatar la calidad de estos y del blindaje compuesto ruso en Siria al recibir dos T-90A un impacto cada uno en el frontal de la torre de los poderosos misiles TOW-2A, que sin ser lo último del mercado, son todavía temibles. Tampoco el Kontak-5 era lo último en ERA ruso, siendo un modelo de mediados de los 80. Tanto el frontal como el lateral del VCI va protegido por completo, no dejando ningún tramo al descubierto. Tanto es así, que los escapes del motor han sido protegidos con blindaje, algo que si expone el Merkava y el Namer. Esto nos indica un estudio cuidadoso en el diseño del blindado.

Namer y T-14 Armata
A la izquierda el Namer, con el escape pequeño, pero expuesto. En la imagen central vemos al T-14 son el blindaje reactivo en la zona del escape, y a la derecha con las placas puestas.

Sin embargo, en el techo podemos apreciar que las tomas de aire son bastante grandes, pero el resto está protegido en gran parte por blindaje reactivo, excepto la zona del motor, lo cual nos dice que la lección de Chechenia ha sido muy tomada en cuenta en su diseño.

escotillas Armata
Aunque con un espesor bastante mayor a las escotillas de los BMP, estas no representan un problema para los misiles con capacidad top attack como el Spike o Javelin.

Según los fabricantes, el blindaje reactivo junto al compuesto del T-15 Armata, le hará capaz de aguantar en la zona frontal las mayores amenazas de la OTAN en materia de antiblindaje, como son las municiones APSFDS alemanas DM53/DM63 y norteamericana M829A3, además de los misiles de última generación como el Javelin. Esto tan solo es una afirmación que hay que cogerla con pinzas, pero de lo que no hay duda es de la calidad de los blindajes rusos, en especial los reactivos. Pero ponemos en tela de juicio que sea capaz de hacer frente al Javelin, pues es un misil con capacidad top attack. Si observamos con detenimiento las escotillas del T-15 Armata son gruesas, pero no llegan al grosor de la del Merkava. Estos puntos son los que pueden ser penetrados con facilidad por este tipo de misiles.

En la parte posterior del blindado, la menos blindada como es lógico, dispone de un blindaje más fino como podemos observar en el portón. Por su grosor, podemos estimar que puede llegar a ofrecer protección, como mínimo frente a fuego de fusilería y ametralladoras medias, y con toda probabilidad contra munición de 12.7mm y 14.5mm que son los calibres estándar de las ametralladoras pesadas. Pero ante los omnipresentes RPGs y similares se queda escaso, por lo que han tomado una solución muy de moda desde los conflictos de Irak y Afganistán, y es el slat armor (blindaje de rejas). Esta medida, por otro lado, se queda corta contra los misiles CC.

Slat armor T-15 Armata
Portón con el blindaje de rejas.

Pero antes de poder llegar cualquiera de estas amenazas a intentar dañar o destruir al T-15 Armata, ha de lidiar con el Afganit.

Sistema de Protección Activa Afganit

La primera capa de protección (soft-kill) serían los sensores láser para alertar frente a los telémetros de carros de combate, o los láser utilizados para guiar los misiles. De esta manera, el Afganit podría alertar a la tripulación de la amenaza y gestionar el lanzamiento de cortinas de humo, para ocultarlo de los sensores ópticos o IR.

La segunda capa (hard-kill) sería la proporcionada por los cuatro radares AESA, uno situado entre la cúpula del conductor y la del jefe, el segundo encima del portón trasero y los otros dos en los laterales de la barcaza, de manera que cubren los 360º. Estos que puede detectar cualquier proyectil que se acerque, lanzando alguno de las 10 municiones que están situadas en la parte delantera de la barcaza, pero que tan solo cubren el frontal y los laterales del VCI, no así la parte trasera. Por tanto, el Afganit deja vulnerable al T-15 Armata frente a ataques por la retaguardia, la zona con menor protección de blindaje.

Afganit APS
En la parte de abajo de la imagen, podemos ver juntos 3 de los 5 dispositivos “hard-kill”, que cubren el lateral del vehículo. inmediatamente tras estos están los “soft-kill”, dispuestos en forma de colmena. Se aprecian más abajo las gruesas placas de blindaje reactivo.

Tan solo Israel dispone de un sistema de protección activa en activo, y aunque hay algunos modelos que acaban de llegar a mercado, ninguno ha entrado todavía en servicio en ningún país de la OTAN, ni hay previsión para ello en la mayoría de países.

Protección contra IEDs y minas contracarro

Una de las mayores amenazas de los blindados modernos, ya sea en los conflictos asimétricos o guerra híbrida, son los IEDs y minas contracarro, que pueden, no ya matar a toda la tripulación, como ocurría en los antiguos BMP/D rusos con suma facilidad, sino dañar la cadena y dejarlo inmovilizado, lo que supone un objetivo bastante asequible para los equipos contracarro. Por ello el T-15 ha sido dotado con un blindaje reforzado en la parte inferior de la barcaza, de manera que el personal de desembarco no tendrá que ir expuesto encima del vehículo.

Además, llevará un dispositivo para jammear las minas contracarro similar al EMT-7. Este emite un pulso electromagnético que hace detonar a la mina antes de que el blindado pase por encima de ella.

Conciencia situacional

Para aumentar la conciencia situacional, un término tan de moda en la aviación de combate, dispone de numerosas cámaras de TV de alta resoucióna lo largo y ancho de todo el vehículo, lo que le permite a la tripulación tener una gran conciencia de lo que ocurre en el exterior, lo cual puede ser vital tanto para el jefe del vehículo a la hora de tomar decisiones, como para la tripulación antes de desembarcar.

Torre KBP Epoch

El T-15 cuenta con la torre Epoch de la firma KBP, totalmente autónoma, no tripulada, estando aislada del resto del vehículo para evitar que un impacto en esta suponga una propagación del fuego o la explosión de manera inmediata por el resto de la cámara de combate. Por contra, la mayoría de las torres de la OTAN están tripuladas, con las desventajas que ello supone. Cuenta con los siguientes elementos:

Torre Epoch del T-15 Armata
Torre Epoch del T-15 Armata. A cada lado de ella podemos apreciar los pares de misiles Kornet-EM. Entre las dos antenas nos encontramos con el mástil del sensor meteorológico. A la izquierda del conductor podemos ver una de los radares AESA del sistema Afganit. Imagen del blog de Vitaly Kuzmin. Lincencia CC BY-SA 4.0.

Cañón 2A42 de 30mm. Este fiable y universal cañón le permite abatir todo tipo de objetivos poco pretegidos, incluidos los APC ligeros como el M-113, aunque tendría problemas para dar cuenta de VCIs de peso medio como el Dardo o el Bradley. Porta 500 proyectiles de 30x165mm listos para su uso, 160 AP (perforante) y 340 de HE-T (alto explosivo-fragmentación trazador), lo cual es muy superior a la de otros blindados como el italiano Dardo, o nuestro Pizarro, y superior a los 400 del Puma alemán. Esto es clave, ya que el quedarse sin munición supone un lento proceso de recarga, por lo pasaríamos a tener un simple APC. La cadencia de tiro va desde los 300 dpm hasta los 550, con un alcance máximo eficaz de 4.000 metros.

Ametralladora coaxial PKTM: indispensable en cortas distancias frente a elementos no protegidos, dispara la potente munición 7.62×54mmR, muy similar al 7.62×51 NATO.

Dos lanzamisiles contracarro tipo Kornet-EM a cada lado de la torre, los cuales suponen un gran salto cualitativo en el ejército ruso. Hasta no hace mucho no tenían en su arsenal misiles contracarro con capacidad “dispara y olvida”, por lo que el lanzador tenía que estar durante toda la trayectoria guiándolo y estando en la línea de tiro del objetivo. Además, el alcance de estos es de 8 Km en la versión antiblindaje, y de 10 Km con cabeza de guerra termobárica. Pueden ser lanzados dos misiles a la vez, lo que aumenta la letalidad del sistema. A diferencia de modelos más avanzados como el Spike o el Javelin, el Kornet-EM es guiado por láser, por lo que al emitir dicha señal, puede ser detectado por sistemas de alerta láser como el Galix o el Shtora-1, tendiendo cortinas de humo que ocultarían al objetivo.

Sensores. En el T-15 Armata tenemos dos sistemas duplicados de visión y guía, que son los del sistema Kornet-EM, y que se han aprovechado para la torre, ya que ambas son del mismo fabricante. Esto le da una capacidad hunter-killer plena, ya que tenemos dos visores independientes, para el jefe del vehículo y el tirador, asociados a la dirección de tiro. El visor del jefe parece cubrir los 360º, lo cual también es raro en el resto de vehículos de su tipo, otorgándole capacidad de asignar objetivos situados en cualquier lugar al tirador.

Estos dos sistemas disponen de un canal de TV de alta resolución, una cámara térmica y un designador y telémetro láser.

Dispone de un mástil en la torre con sensor meteorológico similar a los que equipan al los T-72B3 y T-90A.

Torre AU-220M Baikal

Es otra de las opciones que va a poder llevar el T-15 Armata. Esta es igualmente una torre no tripulada, armada con un cañón BM-57 de 57mm. Con una cadencia de tiro de 120 dpm y un cargador con 200 disparos de munición perforante y de HE-FRAG, no pierde un ápice de su flexibilidad en uso. Puede penetrar unos 100mm de blindaje a 1.000 metros, lo cual le da capacidad para despachar a la mayoría de VCIs de tipo medio sin tener que usar los misiles cc.

Torre Baikal en BMP
Torre Baikal en BMP.

Con una elevación de 75º del cañón de 57mm, puede abrir fuego contra los pisos superiores en un entorno urbano como el de Grozni, apoyado por una ametralladora coaxial de 7.62mm.

Movilidad

El T-15 Armata está equipado con un motor diesel de 1.500 cv de potencia, lo cual nos da una excelente relación potencia/peso de 30 cv/t, lo cual es bastante superior a cualquier carro de combate,  o a VCIs como el Bradley (19), pero inferior al poderoso Puma alemán cuando este está desprovisto del blindaje añadido (31.5). Pero si el Puma quiere contar con el máximo de protección, relación cae hasta los 24 cv/t, bastante por debajo del T-15.

Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de casi 70 Km/h, y una autonomía de 550 Km, muy buenos datos para este pesado vehículo.

Sin embargo, el frontal de la barcaza en cuña plantea algunas dudas sobre la movilidad de éste en terrenos difíciles. Si ya los vehículos con el motor situado en la parte delantera tienen en principio una capacidad de cruce de zanjas menor, la enorme cuña puede dificultar la superación de obstáculos. Esto de vio durante su primera presentación al público al subirse en una góndola de transporte, casi dando en el suelo con el morro.

 

CONCLUSIÓN

Con el T-15 Armata Rusia se situará a la cabeza en materia de VCIs, gracias a la enorme protección con la que cuenta, tanto en blindaje, el cual le hace inmune a cualquier cañón de VCI enemigo en el frontal y laterales, y a muchos de sus misiles contracarro en el frontal. El sistema de protección activa supone un gran paso adelante con respecto al resto, aunque hay que tener cautela con respecto a su efectividad, ya que poco sabemos sobre él. Con todo ello, es capaz de enfrentarse a los más diversos escenarios con gran garantía de supervivencia, mayor a la del resto, tanto en guerras asimétricas, como en conflictos convencionales, en donde otros VCIs se verán con poca o ninguna posibilidad de destruir estos vehículos.

Las duras lecciones de combate de Rusia, reconociendo un diseño inadecuado el de sus BMP, ha hecho que tome prestados conceptos como el del Namer y los adapten a sus necesidades.

 

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
3 − 2 =