El 27 de mayo de 1942, en la ciudad de Praga, dos comandos checos, Kubis y Gabcik atentaron contra la vida del temido jerarca nazi Reinhard Heydrich. El intento de asesinato le provocó heridas, que posteriormente terminarían causándole la muerte. Las represalias alemanas fueron terribles. Operación Antropoide

LOS ANTECEDENTES

En 1938 se produjo la firma de los acuerdos de Munich y Alemania ocupó los Sudetes, una región fronteriza con Checoslovaquia poblada en su mayoría por ciudadanos de origen alemán. Los checos llamarían a los acuerdos de Munich “la traición de Munich”, pues Francia y Gran Bretaña abandonaron a su suerte a Checoslovaquia.

Poco después, en marzo de 1939, el presidente checoslovaco Hácha ordenó a su Ejército la rendición y el Ejército alemán ocupó Checoslovaquia. Chequia pasó a llamarse Bohemia y quedó bajo el control militar de los alemanes mientras que en Eslovaquia, denominado Moravia, se estableció un estado fascista que colaboró abiertamente con los nazis.

Protestas en Parga contra la agresión alemana
Protestas en Parga contra la agresión alemana, 22 de septiembre de 1938. Imagen de Dominio Público.

Checoslovaquia era un enclave vital puesto que contaba con una importante industria capaz de fabricar ametralladoras, tanques y artillería. Entre la industria checa destacaban las fábricas de Skoda. Por su parte, también había industrias químicas y del acero que le serían de gran utilidad para el esfuerzo bélico alemán.Operación Antropoide

La resistencia checa comenzó a organizarse para hacer frente a la ocupación y en 1941, el gobernador alemán Konstantin von Neurath fue destituido por mostrarse demasiado condescendiente con los checos. Hitler envió al temido Reinhard Heydrich, uno de los jerarcas nazis más astutos y despiadados del Tercer Reich.

Durante el gobierno de von Neurath, se produjeron atentados, huelgas y disturbios. Heydrich asumió su cargo de Protector de Bohemia en septiembre de 1941. Estaba dispuesto a reprimir de manera sangrienta a cualquiera que se opusiese a la ocupación alemana.

 

Reinhard Heydrich
Reinhard Heydrich.

REINHARD HEYDRICH

Heydrich nació en 1904 y durante la República de Weimar sirvió como oficial de la Armada. Se especializó en radiofonía y trabajó en la base naval de Kiel. En 1931 ya era un consumado antisemita y se afilió al Partido Nazi. Su carácter competitivo y agresivo le ayudó a crecer en las esferas de poder nacionalsocialistas y en 1936 fue nombrado jefe de la Policía de Seguridad del Reich y de la Gestapo.

Se desempeñó con gran dureza hacia los opositores al Reich, lo que le valió ganarse el sobrenombre de la “bestia rubia”. Hitler incluso llegó a decir de él que era “el hombre con el corazón de hierro”.Operación Antropoide

Tuvo un papel fundamental en los asesinatos en masa y en la represión nazi en Europa. El exterminio de los judíos polacos recibió el nombre de operación Reinhard en su honor, donde tuvo un papel protagonista. Los judíos fueron asesinados en tres campos de exterminio con cámaras de gas: Sobibor, Treblinka y Belzec.

Es una de las figuras clave en el Holocausto, su nombre está vinculado a la llamada Solución Final. En la Conferencia de Wansee del 20 de enero de 1942, presidida por el propio Heydrich, se decidió la implementación de un plan para deportar y exterminar masivamente a los judíos.Operación Antropoide

Las huelgas y atentados producidos en Chequia hicieron que Hitler recurriese a la mano de hierro de Heydrich para poner fin a las insurrecciones de los checos. Heydrich se desempeñó con gran dureza contra los checos, imponiendo la Ley Marcial y una terrible política de represión contra los integrantes de la Resistencia. Tan sangrienta fue la represión de Heydrich que llegó a ser conocido como “el carnicero de Praga”.

Jozef Gabcík Jan Kubis
Los dos comandos encargados del asesinato de Heydrich. A la izquierda, Jozef Gabcík, a la derecha, Jan Kubis.

Durante su reinado de terror, aplicó la política del palo y la zanahoria, compaginando ejecuciones y torturas con ciertas concesiones sociales a los checos. Entre los beneficios sociales para el pueblo checo se encontraban: la reducción de la jornada laboral, descansos, un seguro por desempleo o la instauración de un sistema de seguridad social.

Mientras tanto, en Londres, ya se planeaba el asesinato de Heydrich. Dos comandos checos se preparaban para asesinar al “carnicero de Praga”. Con el asesinato de Heydrich, el primer ministro británico Churchill pretendía desestabilizar a los nazis en Checoslovaquia.Operación Antropoide

 

LA OPERACIÓN ANTROPOIDE

El 28 de diciembre de 1941, los comandos checos Kubis y Gabcik saltaron desde un bombardero británico Halifax sobre la Checoslovaquia ocupada. Ambos aterrizaron por error a unos 20 kilómetros de Praga. En la capital checa se les uniría un guerrillero llamado Curda.

Una vez instalados en Praga, comenzaron a estudiar minuciosamente el trayecto que seguía el automóvil de Heydrich. Siempre hacía el mismo recorrido y a la misma hora. El Protector de Bohemia y Moravia era muy descuidado en su seguridad, no cambiaba su ruta y sólo iba escoltado por su chófer. En el camino entre el Castillo de Praga y las oficinas de Heydrich, siempre había una curva muy cerrada en la que el Mercedes de Heydrich disminuía considerablemente la velocidad. Kubis y Gabcik decidieron que ese era el punto donde debían atacar.Operación Antropoide

El 27 de mayo de 1942 tomaron la determinación de atentar contra Heydrich. Aquel día, el Reichsprotektor se retrasaba y los comandos checos estuvieron a punto de suspender la misión. El Mercedes de Heydrich redujo la velocidad al llegar a la curva, Gabcik trató de dispararle, pero su subfusil Sten se encasquilló. Heydrich, envalentonado, se percató del ataque y empuñó su pistola para hacer frente a los comandos checos. Kubis se acercó y lanzó una granada contra el automóvil. La explosión de la granada hirió a Heydrich. El chofer de Heydrich se lanzó a la persecución de los checos, pero murió en su intento por darles caza.Operación Antropoide

Mercedes-Benz 320 Convertible B de Heydrich, tras el atentado
Mercedes-Benz 320 Convertible B de Heydrich, tras el atentado. Se aprecia en el lateral el agujero del impacto de la granada antitanque en el coche. Imagen de Dominio Público.

Heydrich no murió durante el atentado. Fue trasladado al hospital de Bulovka. El Reichsprotektor insistió en ser tratado sólo por médicos alemanes. Su desconfianza hacia los médicos checos resultaría fatal. Sus heridas se infectaron y sufrió una septicemia generalizada que le provocó la muerte. Heydrich murió el 4 de junio de 1942.

 

CONSECUENCIAS Y REPRESALIAS

Mientras tanto, los alemanes iniciaron las operaciones de búsqueda de Kubis y Gabcik, al tiempo que ofrecían una recompensa. Las autoridades alemanas se emplearon con gran brutalidad y, tratando de poner fin a las matanzas, el guerrillero Karel Curda delató a Kubis y Gabcik como autores del atentado.Operación Antropoide

Las investigaciones de los alemanes les llevaron hasta la Iglesia de los Santos Cirilo y Metodio. Allí se refugiaban Kubis y Gabcik junto a otros camaradas. Tras ser rodeados por cientos de soldados de las SS y del Ejército alemán, los comandos se defendieron encarnizadamente. Antes de caer en manos alemanas, los comandos decidieron suicidarse, mientras que Kubis pereció desangrado a causa de las heridas de metralla que sufrió durante los combates.

Operación Antropoide
Hombres masacrados en Lídice.

El cuerpo de Heydrich fue llevado a Berlín, donde se celebró un funeral con todos los honores y el propio Hitler se mostró muy apesadumbrado. El Führer, lleno de ira, ansiaba tomar represalias contra el pueblo checo. La venganza germana no se hizo esperar y los alemanes rodearon el pueblo de Lídice. Los que no fueron ejecutados terminaron siendo deportados y el pueblo fue incendiado. Lídice fue arrasado físicamente, así como también desapareció de los mapas.

El precio que pagaron los checos por el asesinato de Heydrich fue terrible, miles de civiles fueron ejecutados como respuesta al atentado contra el Reichsprotektor.

 

Autor: David López Cabia nació en Burgos en 1986. Tras cursar sus estudios en la Universidad de Burgos obtuvo la Diplomatura en Ciencias Empresariales, la Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas y el Máster de Profesorado. Su página web es www.davidlopezcabia.es.

Apasionado de la Historia y en particular de un periodo tan trascendental como la Segunda Guerra Mundial, desde una edad temprana comenzó a interesarse por el mayor conflicto bélico que ha conocido la Humanidad. Debutó como escritor con su novela “La Última Isla” en la cual narra la crudeza del frente del Pacífico. En su segunda obra “En el Infierno Blanco” cambia de escenario bélico y nos traslada a los campos de batalla de Normandía y las Ardenas.

Si quiere adquirir sus libros, puede hacerlo en la siguiente web:

http://afrontaeditorial.com/david-lopez-cabia.html

BIBLIOGRAFÍA
La resistencia contra los nazis, Hervé Barre.
Comandos y raids, Pere Romanillos.
Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial, Jesús Hernández.
Operaciones especiales de la Segunda Guerra Mundial, Manuel J. Prieto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here