El gigante aeronaútico norteamericano ha sido seleccionado por la USAF para desarrollar y entregar un pod láser de alta energía experimental. El contrato de entrega indefinida/cantidad indefinida (IDIQ, por sus siglas en inglés), es de 90 millones de dólares. pod láser de autodefensa

Posiblemente este contrato tenga que ver con el programa SHIELD (Self-Protect High-Energy Laser Demonstrator). Éste pretende integrar en un pod un sistema de defensa contra misiles con un láser de potencia moderada (decenas de kilowatios). Este pod ha de ser lo suficientemente compacto como para poder ser incorporado en los actuales F-35 o F-22.

Así, se pasaría de los sistemas actuales pasivos (chaff, guerra electrónica, bengalas, etc), a uno activo, aumentando la supervivencia de los aviones de combate ante los cada vez más eficaces misiles aire-aire.

Hemos de recordar que el F-35 nación con la posibilidad de incorporar armas láser, y que elementos de este tipo pueden ser perfectamente posibles en el cazabombardero norteamericano.

Imagen de portada de Northrop Grumman de un concepto similar en el cual también trabajan.  pod láser de autodefensa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
8 + 22 =