Este martes, 6 de enero, se publicaron unas imágenes de un satélite espía israelí con más información sobre el despliegue de los peligrosos misiles balísticos rusos Iskander-M en Siria. Misiles con capacidad de portar cabezas nucleares.

 

Aunque esta última posibilidad es poco probable, hay que tener en cuenta la potencialidad de estos poderosos misiles, que ya fueron mostrados en una emisión de la TV rusa Zvezda en marzo de este año. Se podía ver tan solo un vehículo TEL (Transporter Erector Launcher) en la base aérea rusa Khmeimim en Latakia.

Dos vehículos 9T250-1 en Latakia de los Iskander-M
Dos vehículos 9T250-1 de transporte y recarga al noreste de la pista de la base aérea rusa de Latakia. Imagen de ImageSat International (iSi).

Esta vez, el satélite espía israelí Eros-B, fue el que desveló nueva información sobre el armamento ruso. Irónicamente, este satélite fue lanzado al espacio en el 2006 por un cohete ruso Start-1 desde el complejo situado en Svobodni, al este de Siberia. El 28 de diciembre realizó unas fotos de la base aérea de Latakia, y el 5 de enero fueron publicadas en la web ImageSat International (iSi), subsidiaria de IAI, la misma empresa que fabrica los satélites.

En la imagen de portada podemos ver lo que parecen ser dos vehículos 9T250-1 situados al noreste de la pista, en la zona destinada a vehículos de logística. Estos 9T250-1 forman parte del sistema Iskander-M, pero no son los vehículos TEL para el lanzamiento, sino de transporte y recarga de estos otros. Según los analistas de la web israelí, estos habrían sido relocalizados en un sitio tan visible debido a las inundaciones que han habido por las últimas intensas lluvias. Su emplazamiento original se vio afectado como puede verse en la imagen de abajo:

Imagen de ImageSat International (iSi).

A la izquierda tenemos a seis elementos del sistema Iskander-M localizados bajo sus redes de camuflaje, tal y como señalan las flechas. Esta imagen fue tomada el 26 de noviembre de 2016, un mes antes de la siguiente a la derecha. La del 28 de diciembre revela las inundaciones, señaladas por líneas discontinuas, que han anegado las posiciones enterradas de los Iskander. Abajo a la derecha, señaladas por flechas, se aprecian dos vehículos cubiertos por redes de camuflaje, pero fuera de la posición original, inutilizada por el agua.

Iskander-M en Latakia
Iskander revelado por la TV rusa el 27 de marzo de 2016.

El sistema Iskander-M es el más capaz de su tipo debido a su alta movilidad, proporcionada por los vehículos todoterreno 8×8 MZKT-7930. Esto le da la posibilidad de ser lanzado en terrenos de acceso difícil, así como una gran velocidad en carretera o pista. El margen de tiempo desde que toma la posición, hasta que lanza el misil es escaso, no mayor a los 15 minutos, para luego volver a salir de ésta. Gracias a esto, la destrucción se vuelve más difícil que la de los misiles Scud iraquíes, que necesitaban media hora o algo menos para realizar el lanzamiento.

Cada vehículo TEL puede llevar dos misiles, con un alcance de 500 Km y una cabeza de guerra de más de 700 Kg, que pueden ser de muy diversos tipos, alto explosivo-fragmentación, submuniciones, termobárica, etc. Dispone de guía inercial, satélite (GPS y GLONASS), y en la fase terminal, electro-óptica. También puede reasignarse el objetivo en mitad del vuelo.

lanzamisiles Iskander-M
A la derecha, el lanzamisiles Iskander-M. Imagen de KBM.

El misil en si mismo es difícil de interceptar. Para empezar, su enorme velocidad máxima de Mach 6.2, a la que se le une un diseño que intenta minimizar la señal de radar, dando así un menor tiempo de respuesta. En su fase final, además, soltaría señuelos para engañar a los sistemas SAM, y haría uso de sus sistemas de guerra electrónica. También la realización de maniobras evasivas intentaría dificultar su derribo en la última fase.

Como podemos ver, un peligroso sistema, que se uniría a los misiles de crucero lanzados por mar y aire que ya han golpeado objetivos en Siria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here