El ISIS (Islamic State of Iraq and Al-Sham) difundió un vídeo en el cual aparecen dos L-39 Albatros de la fuerza aérea de Assad siendo atacados por sendos misiles contracarro TOW. 

Estos dos aviones se encontraban en los hangares del aeropuerto militar de Deir Ezzor, correspondiendo al modelo L-39 Albatros, cuando fueron atacados el 06/01/2017 por dos misiles contracarro de fabricación norteamericana TOW. Por la duración del vuelo del misil, aunque el vídeo puede que haya sido ralentizado, parece ser que estaban a muy larga distancia, casi en el máximo alcance del misil. Éste, dependiendo de la versión, es entorno a los 3750 metros, o algo más de 2 Km. El TOW, además, se caracteriza por una mucha menor emisión que los misiles contracarro rusos, y una trayectoria menos errática que sus homólogos Konkurs o Kornet. En el siguiente vídeo os mostramos el ataque:

Según fuentes gubernamentales, los dos aviones no fueron destruidos por estos misiles, lo cual no es nada raro, ya que seguramente la cabeza de guerra de estos era HEAT, optimizada para penetrar blindajes a través de un chorro incandescente a alta velocidad. De todos modos, los daños en el avión, dependiendo de la zona donde hayan impactado, implicarán un mayor o menor tiempo de reparación. Otro asunto es la humareda que se ve al final del vídeo, que puede implicar unos mayores daños debido al incendio, que puede poner en duda las afirmaciones gubernamentales. Estén destruidos o no, de momento han puesto fuera de servicio dos magníficos aviones.

Y es que el L-39 Albatros, además de ser un buen entrenador avanzado, es un avión de ataque ligero que se ha demostrado muy capaz en la Guerra Civil Siria. Su baja velocidad y gran agilidad le permiten atacar más efectivamente en las labores contrainsurgencia, como en Aleppo, donde se le filmó numerosas veces. Además, su fiabilidad y facilidad de vuelo permite que hayan más pilotos disponibles para su vuelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
32 ⁄ 16 =