El siguiente caso que os traemos ocurrió un 22 de agosto de 2006, al suroeste de la ciudad de al-Amarah, Irak. El ejército británico estaba llevando a cabo una operación para arrestar a un líder de la insurgencia. Durante la acción, un RPG-29 es lanzado contra un Challenger 2 del Queen´s Royal Hussars, impactando en la zona baja del frontal de la barcaza.

El misil contracarro fue capaz de penetrar el poderoso blindaje del Challenger 2, considerado por muchos como uno de los carros mejor protegidos del mundo. Esto no evitó que la explosión causada por el proyectil, amputara medio pie izquierdo del conductor del tanque, Sean Chance, de 20 años, que empezó a gritar conmocionado por la amputación de su miembro. A pesar de la herida, fue capaz de llevar su tanque durante 2.5 Km hasta un punto donde pudo recibir auxilio.

RPG-29. Se aprecia la prolongación del cohete, en la punta se haya la cabeza de guerra precursora.

El jefe del Challenger también sufrió heridas leves como consecuencia de la deflagración. Pudo ver perfectamente como el RPG-29 era disparado por el enemigo y se estrelló contra el tanque, y como consecuencia del impacto, fue golpeado violentamente contra la pared del interior de la torre. Sus cejas y cara sufrieron quemaduras leves, llenándose todo el interior de humo.

¿Como pudo un RPG-29 penetrar el blindaje del Challenger 2?

En primer lugar, hay que aclarar que no existe tanque impenetrable. Cuando vemos en las numerosas grabaciones de estos vehículos destruidos o dañados, esto no implica que sean inútiles o vulnerables. Ofrecen una soberbia protección, pero no en todos los lados, sino en los que se estima que es más probable que se reciba un impacto. El uso de tácticas adecuadas, así como las pérdidas asumibles en cualquier operación de guerra, no deben de ser distorsionadas por los vídeos con fines propagandísticos.

Dicho esto, entremos a analizar el armamento utilizado y el tanque en cuestión.

El RPG-29 es un lanzacohetes antitanque portátil que puede lanzar dos tipos de munición. El modelo utilizado en esta ocasión es sin duda el PG-29V, con doble cabeza en tándem. Esto le permite dar rienda de las corazas reactivas, activándolas con la precursora y penetrando en el blindaje principal con la principal. Según su fabricante, es capaz de penetrar 600mm de RHA tras el blindaje ERA gracias a su carga hueca. Su corto alcance lo hace sin embargo temible en los ambientes urbanos o emboscadas, donde los 300 metros raramente se quedan cortos.

Respecto al Challenger 2, como hemos indicado, es uno de los tanques más protegidos del mundo, con una soberbia coraza tipo Dorchester. En Irak, además del nivel básico de protección, el Challenger llevaba un kit de blindaje añadido que lo pasaba al nivel Dorchester Level 2, con paneles de blindaje compuesto en los laterales, y reactivo en la parte baja del frontal de la barcaza, que fue donde el cohete impactó. A pesar del ERA, el blindaje que hay tras él es escaso, debido a que no es una zona donde el impacto sea muy probable en un combate entre carros, tal y como lo plantearon los ingleses. Es por ello que el RPG-29 pudo penetrarlo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
27 × 28 =