El 2016 fue un año bastante bueno para la Fuerza Aérea Rusa, con numerosas adquisiciones que modernizan su material, ampliamente aquejado de demasiados años en servicio. Adquisiciones de la Fuerza Aérea Rusa

Según el ministro de Defensa ruso, Sergey Shoygu, la Fuerza Aeroespacial Rusa (VKS) ha pasado de un 52% de material moderno a finales de 2015 a un 66% en el 2016, lo que significa un aumento del 14% en solo un año.

Se adquirieron 139 aviones, en los cuales se incluyen los Su-35S, que forman parte de la compra firmada en 2015 a razón de 10 por año hasta un total de 50. También diez entrenadores avanzados Yak-130, destinados a la base aérea de Armavir, totalizando los 70 los que posee Rusia. Ocho de los nuevos S-30SM se destinaron a Crimea, dos a Rostov-na-Donu, y otros a la flota del Báltico y a la del Norte. Adquisiciones de la Fuerza Aérea Rusa

Su-35S fuerza aérea rusa
La maniobrabilidad del Su-35 es enorme como puede verse en esta imagen, obtenida en el Paris Air Show 2013. Imagen con Licencia CC BY-SA 3.0.

Para hacernos una idea de lo que conllevan estas modernizaciones, es como si en España se sustituyeran los F-18 más antiguos, por Eurofighter, o incluso un modelo menos moderno, ya que los Su-30SM son una versión del Su-27 más capaz en lo que respecta a aerodinámica, con toberas vectoriales, y canard, así como en cuestión de sensores. Los Su-35S son una evolución de estos, con mayores capacidades.

En aviación estratégica, la Fuerza Aérea Rusa ha recibido escaso material, dos Tu-160M y dos Tu-95MS modernizados.

Respecto a los helicópteros, se adquirieron ejemplares de Mi-28N, Ka-52, Mi-35M, Mi-26, Mi-8AMTSh-VA, y Mi-8MTV-5. Los tres primeros son helicópteros de ataque, aunque el Mi-35M es tan solo una modernización del viejo, pero respetable Mi-24 Hind soviético. Los otros dos han sido utilizados en Siria por la Fuerza Aérea Rusa y por la iraquí, que adquirió unos pocos de la versión de exportación para su particular guerra contra el ISIS. El Mi-8AMTSh-VA es una versión del helicóptero de transporte, pero con blindaje y adaptado a las condiciones del ártico. El Mi-8MTV-5 es similar al anterior, pero menos enfocado al asalto. Ambos disponen de electrónica actualizada, sobre todo en cuanto a navegación. Adquisiciones de la Fuerza Aérea Rusa

Mi-8AMTSh-VA. Vitaly Kuzmin/CC BY-NC-ND 4.0

Respecto a los sistemas SAM, Rusia se ha dotado de cuatro regimientos de los poderosos S-400, capaces de abatir objetivos aéreos a una distancia de 400 Km y hasta los 60 Km de altura. Sus presas van desde misiles de crucero, a balísticos con un alcance de hasta 3.500 Km, aviones, etc. Como defensa de corto alcance, 25 sistemas Pantsir-S, con misiles de corto alcance (20 Km) y cañones de 30mm, poseyendo una gran movilidad.

Por último lugar, mencionar los 74 radares basados en tierra que adquirió la fuerza aérea. Adquisiciones de la Fuerza Aérea Rusa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
11 × 15 =