Se lee de todo sobre el F-35 en los medios de prensa y redes sociales, e incluso en el Twitter del presidente electo de los EEUU. Con frecuencia suelen ser cosas negativas achacadas a los retrasos y sobrecostes del proyecto. También algunas voces critican al avión situándolo por debajo de los cazas a los que se pretende sustituir. Hay una corriente del periodismo muy crítica con el avión en cuestión, y esto es debido a que cualquier nota negativa sobre el F-35B asegura un montón de visitas a esos artículos. Hablar mal sobre él vende, y mucho. Pero esta vez no vamos a dar salida al cuñadismo, sino a los hombres que mejor conocen el avión, sus pilotos.

 

DAS, F-35
El sistema DAS le proporciona al piloto una conciencia situacional inigualable.

Los testimonios de los que a continuación nos vamos a hacer eco, son de unas entrevistas realizadas por Todd Miller para la web Second Line of Defense a unos pilotos de F-35B del USMC. Estos se encontraban embarcados en el USS América, un buque de asalto anfibio, donde junto a varios de estos modernos aparatos se encontraban realizando una prueba de concepto.

Los pilotos entrevistados eran de los más experimentados en el F-35B del USMC, con 400 horas de vuelo en algún caso. Como es lógico, estos pilotos tenían una amplia experiencia en otras aeronaves, como George “Sack” Rowell, con 3.000 horas de vuelo en el F/A-18 Hornet. El resto tenía experiencia en plataformas como el AV-8B Harrier II, el F-16 A-B, o el moderno F/A-18 Super Hornet. Éste último caso es importante, ya que nos encontramos ante un avión que algunos han querido ver como sustituto del F-35, en especial en el mercado exterior. Esto es un error, ya que las compras del Super Hornet no pretenden sustituir al F-35, sino llenar el hueco de manera momentánea hasta la llegada del esperado Lightning II. La opinión del antiguo piloto sobre las nuevas capacidades que le aportan el F-35B sobre el SH es muy importante. Por tanto, las opiniones de los que desconocen ambas plataformas, y apuestan por el Super Hornet carecen de base alguna.

 

Conciencia situacional, un parámetro rompedor

Una de las principales características que sobresalen en el F-35B es la conciencia situacional (SA en sus siglas en inglés), tal y como lo resalta el coronel Chad “Mo” Vaughn, ex piloto de Super Hornet en el mítico “Top Gun” (NAS Fallon). Esta enorme SA le permite tener un conocimiento del entorno soberbio, nunca antes visto en otro avión. Esto le deja concentrarse en las tácticas del combate aéreo y no en manipular los sensores para saber qué es lo que hay ahí fuera. El resto de pilotos también señalaron la SA como una de sus principales virtudes. Mientras que antes la fusión de la enorme cantidad de información debía realizarla el piloto en su cabeza, todo esto lo hace ahora el F-35, presentando una única imagen con todos los datos recopilados. De esta manera, saben perfectamente dónde están las amenazas, de qué tipo son, si suponen un riesgo, y actuar en consecuencia.

HMDS
HMDS, el casco del F-35. Esta obra de arte de la ingeniería cuesta la friolera de 400.000 dólares.

Para tener ese nivel de conciencia situacional es necesaria una suite de sensores capaz de ofrecerla. Pues ésta es descrita como increíble por los pilotos. Tengamos en cuenta el contexto, entre los que lo afirman se encuentra alguien que ha estado a los mandos de un avión que llevaba uno de los radares más modernos del mundo, el AN/APG-79, de tipo AESA. Además, es posible que a su vez haya utilizado el sistema Advanced Targeting Forward Looking Infrared de Raytheon u otro sistema similar, frente al Advanced EOTS del F-35B.

Sura-M
Los sistemas para la designación de blancos SURA, están muy lejos de sus homólogos de la OTAN o Israel.

Uno de los elementos que facilitan esta conciencia situacional es el casco HMDS, el primer casco construido a la vez que el avión y según los requerimientos de este. En este aspecto, sus rivales rusos andan muy lejos. Tan solo ver los primitivos sistemas que montan en sus cascos, como el Sura-M en los Su-35 y Su-30SM.

 

Fusión de sensores

A pesar de lo que se suele creer, es la fusión de sensores lo que le da al F-35 el salto a la quinta generación, y no tanto la furtividad, tal y como indicó el General Mike Hostage, al mando del US Air Combat Command, y antiguo piloto de F-16, F-15 y F-22. Este es un elemento que nunca se tiene en cuenta en los numerosos artículos que se escriben (en especial los críticos) sobre el Lightning II. Esto es debido a que conciben el combate aéreo con una visión totalmente superada por el F-35 y el F-22. Esta fusión de sensores a su vez cambia por completo la forma en la que se usan los aviones, por lo que el combate aéreo, incluido el cercano, es modificado.

Además de la fusión de los excelentes sensores propios del avión, puede trabajar en sinergia con el sistema Aegis, lo que multiplica la conciencia situacional del piloto, pudiendo así desarrollar las tácticas en relación a la situación que se les presenta. Un ejemplo de esta sinergia fue la prueba realizada en el polígono de White Sands en el cual un F-35 derribó un misil de crucero con un misil SM-6, el misil que lanzan los destructores tipo Arleigh Burke. El grado de integración llega a tal nivel que no hubo apenas diferencia a la hora de proceder con armamento propio del avión.

cabina F-35B
El F-35 reduce enormemente la carga de trabajo del piloto, pudiendo centrarse este en el combate.

Un ejemplo de este salto cualitativo en la suite de sensores es el SAR. “Mo” indicó que el SAR (radar de apertura sintética) les permitirá el ataque todotiempo. Serán capaces de emplear, con una capacidad impresionante, el armamento bajo cualquier condición meteorológica y a una gran distancia. Además, la sigilosidad les permite trabajar en entornos Anti-Access/Area Denial (A2/AD) de una manera que no lo podría hacer el Super Hornet u otros aviones de su tipo. También la conciencia de la posición y tipo de amenazas les ayuda a evadirlas, sin necesidad de interrumpir la misión. En los aviones de la generación anterior, la aparición de un SAM de medio alcance haría necesario la cancelación de la misión, a la espera de que lo neutralicen algunos compañeros destinados a SEAD.

Según el coronel “Mo”, esta excelente suite de sensores, junto a la gran capacidad de supervivencia del avión, en parte gracias a su capacidad stealth, da como resultado un avión nunca antes visto. Por la experiencia del piloto, la furtividad a los sensores enemigos del F-35 funciona perfectamente, es una realidad, no una quimera.

Otra de las bondades únicas del F-35 es su capacidad swing-rol, muy superior a los aviones a los que va a sustituir. Gracias a su enorme conciencia situacional conocen perfectamente el entorno que le rodea sin casi hacer nada, de modo que si hay amenazas en el aire, pueden saber cuales son las potenciales. Si no lo son de manera instantánea, pueden ocuparse del objetivo en tierra, preseleccionar la amenaza aérea, y una vez que haya soltado el armamento aire-suelo, disparar inmediatamente contra el caza enemigo. Todo ello sin apenas realizar procedimientos.

 

Supremacía aérea

Respecto al combate aire-aire, los aviones de combate de la generación anterior, poco tienen que hacer ante el F-35. Esto fue una de las cosas que más le sorprendió a “Mo”. En unos ejercicios en los cuales 4 F-35B iban a realizar un ataque a tierra, tras atacar los objetivos, se dirigieron contra los F-16 y F-18 enemigos. Todos fueron derribados sin siquiera llegar a ser detectados. Esta impunidad que les da la sigilosidad del avión (baja firma radar, IR, radar LPI, guerra electrónica, AN/AAQ-37, Advanced EOTS), es la que le asombró a “Mo”

F-35B embarcados en el USS América.
F-35B embarcados en el USS América.

El F-35 o el F-22, aunque maniobrables, en especial el segundo, sus tácticas no están tan enfocadas a luchar en combate cercano contra aviones de la generación anterior. Y no porque carezcan de la capacidad para ello, sino porque arriesgar una plataforma tan cara en un tipo de combate dónde el enemigo recorta las diferencias, no tiene mucha lógica. Las Técnicas, Tácticas y Procedimientos que se han desarrollado y que se desarrollen serán para golpear sin ser visto, aprovechando la sigilosidad del avion, así como la revolucionaria conciencia situacional. Pero en el caso de que tengan que entrar en dogfight, el F-35 está mucho más capacitado que los que va a sustituir, gracias a que su fusión de sensores y conciencia del entorno son mucho mayores.

 

Conclusión

Los testimonios de los pilotos son claros, el avión supone un salto cualitativo enorme respecto a aviones como el F-16 o el F-18 Hornet, e incluso al avanzado Super Hornet. Por tanto, sería contraproducente intentar sustituir al F-35 por un avión bastante menos moderno, tanto material como conceptualmente.

Podemos hacer caso de los pilotos de sofá y tomar al F-35 como un avión mediocre, pero esto no se corresponde con la realidad que han vivido, y viven quienes trabajan con él.

A modo de reflexión, decir que los EEUU llevan ya muchos años estableciendo TTPs para los F-22, pues las nuevas cualidades del avión las requerían para sacar su máximo potencial. Para el F-35B también se está trabajando, pues supone un salto cualitativo en varios aspectos respecto al Raptor, además de las propias peculiaridades que presenta cada avión. Este saber operar con los aviones y sacar el máximo partido requiere de muchos años y horas de vuelo. Sin ir más lejos el F-35 lleva más de 75.000 horas de vuelo encima.

Este último apunte va por Rusia y China. En el caso de la primera, además del atraso de más de 15 años como mínimo en materia de aviones de 5° generación, deberá emplear otros tantos en desarrollar las TTPs necesarias para sus T-50, con el mayor coste de operar este avión y con los recortes en defensa que están habiendo y que no apuntan ya a un futuro tan halagüeño como se pensaba hace pocos años. En el caso chino, otro tanto de lo mismo, aunque su economía es mucho más poderosa que la rusa, pero su experiencia con este tipo de aviones es nula, y sacarle el provecho a todo su potencial les va a llevar años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
19 − 8 =