La Marina de los Estados Unidos junto con la compañía Raytheon han completado dos pruebas de vuelo del misil Tomahawk Block IV, en las cuales han podido demostrar como las misiones pueden planificarse en tiempo real para alcanzar objetivos sensibles que surjan de improviso.

Dos misiles de crucero Tomahawk que contenían ojivas inertes fueron lanzados desde las celdas del sistema de lanzamiento vertical (VLS) del USS Pinckney (DDG 91) en el campo de pruebas de mar del Naval Air Systems Command, en la costa sur de California.

La primera prueba fue planificada en tiempo real por la tripulación del USS Pinckney, quien utilizó la capacidad de planificación de misiones de la plataforma de lanzamiento (LPMP) del sistema táctico de control de armas del Tomahawk. Estos se basaron en los datos que les proporcionaron el United States Fleet Forces Command, en Norfolk, Virginia. El misil Tomahawk siguió una ruta pre-planeada hasta la conclusión de la prueba.

Misil Tomahawk Block IV
Misil Tomahawk Block IV cayendo en picado sobre el objetivo con una gran precisión.

En la segunda prueba, se utilizó de nuevo la capacidad dinámica del LPMP para generar una misión de mayor duración que también concluyó con una maniobra terminal en picado contra el objetivo.

Según Raytheon, esta prueba también sirvió para validar el rendimiento de los misiles en misiones de larga duración. Los Tomahawk del Block IV tienen un alcance de 1.600 Km, y se ha reducido el tiempo necesario para planificar las misiones de 80 horas en el Block III a tan solo una en el Block IV. Esto les permitirá reprogramar el misil en vuelo para que se dirija a un nuevo objetivo, ordenarle una nueva misión, o mantenerle a la espera en un área hasta que el Centro de Operaciones Marítimas de la Flota le asigne el objetivo. Esto le da una mayor flexibilidad en el uso, y amplía el tipo de objetivos a los cuales puede atacar, como aquellos que son móviles y/o difíciles de detectar. También puede adquirir blancos de manera oportunista.

Además, el misil Tomahawk Block IV es la última mejora del misil que utiliza comunicaciones vía satélite de dos vías para reprogramar el misil en vuelo a un nuevo punto de mira o nueva misión pre-planificada. Los operadores también pueden enviar una nueva misión al misil en ruta a un nuevo objetivo, y mensajes de estado y salud de misiles durante el vuelo.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here