Durante la Guerra de Libia de 2011 Francia desplegó al portaaviones Charles De Gaulle y a sus dos portahelicópteros Mistral. Las operaciones aeronavales de ala fija suelen acaparar todo el protagonismo, pero en este caso vamos a tratar las peculiaridades de las de ala rotatoria. Y es que en la campaña libia los helicópteros jugaron un papel fundamental.

 

Los portahelicópteros Mistral

Designados como buques de proyección y mando, sin embargo, la misión que realizaron en 2011 fue la de portahelicópteros. Lo cierto es que el abanico de misiones que pueden realizar este tipo de buques es amplio, siendo esta flexibilidad uno de sus éxitos.

Con sus 21.300 toneladas de desplazamiento, son el segundo buque de mayor tonelaje de la Marine Nationale tras el portaaviones Charles de Gaulle, y no andan muy lejos de las 26.000 de nuestro Juan Carlos I.

lanchas de desembarco Mistral
Dos lanchas de desembarco. Hasta cuatro entran en los portahelicópteros Mistral.

El hangar de 2.650 m2 les permite llevar una amplia y variada carga para proyectarla. Pueden ir desde 40 tanques Leclerc, a tan solo 13 junto con otros 40 vehículos más de otro tipo. Normalmente no llevarían una carga tan homogénea, sino un grupo táctico similar a las unidades expedicionarias del USMC, compuesto por distintas compañías, de reconocimiento, apoyo de fuego, mando, logística, etc. El material variaría, desde los más pesados AMX-10RC, pasando por los VAB, camiones y demás. Para desembarcar todos estos medios, en su dique caben hasta cuatro lanchas de desembarco.

Además de todo el material mencionado, los portahelicópteros Mistral tiene la capacidad para alojar una fuerza de desembarco durante largos períodos de tiempo de 450 hombres, y el doble si es por uno corto. Pero sin la logística cualquier fuerza es inútil, es por ellos que estos LHD transportan munición suficiente para 5 o 10 días de intensos combates.

En la cubierta de vuelo de 6.400 m2 hay seis puntos de toma para los helicópteros, y dos ascensores, uno de ellos de tal tamaño que permite subir o bajar a los helicópteros con las hélices desplegadas, lo cual agiliza las operaciones. Debajo de la cubierta está el hangar donde caben hasta 16 más.

 

Operation Unified Protector

Los dos buques de la clase Mistral fueron desplegados en las aguas de Libia en 2011, el que le da el nombre a la clase y el Tonnerre. Tomaron parte en la Operation Unified Protector, bajo el mando de la OTAN, que tenía como objetivo derrocar a Gaddafi a través de una campaña aérea, el uso limitado de fuerzas de operaciones especiales, y suministrar armas a los rebeldes.

Entre ambos navíos llevaban 4 helicópteros Tigre HAP, 20 Gazelle de ataque ligero y varios Puma, estos últimos siempre preparados por si había que rescatar algún piloto derribado, o accidentado.

Gazelle y Tigres en la cubierta del Tonnerre
Gazelle y Tigres en la cubierta del Tonnerre. © French Army.

Los Tigre HAP no eran los helicópteros más adecuados para las misiones que realizaron. Van armados con un cañón de 30mm en el morro, y bajo cada semiala tiene dos pilones, en los cuales pueden llevar o pods con 22 cohetes no guiados de 68mm, o misiles aire-aire Mistral de guía IR. Por tanto se queda corto en alcance y potencia de fuego, aunque en este último caso no fuera tan importante, ya que la mayor parte de los blancos no estaban protegidos.

Los excelentes sensores del Tigre fueron muy útiles para operar bajo la impunidad que les dio la noche. Su baja firma radar y agilidad también hay que tenerlas en cuenta como un factor importante en su supervivencia.

Los viejos Gazelle pudieron golpear a mucha mayor distancia, de manera más precisa y con mayor contundencia que los más nuevos y pesados Tigre, gracias a los HOT. Estos son unos misiles contracarro filoguiados con un alcance de 4 Km, pudiendo llevar hasta cuatro de estos.

Tigre HAP.
Tigre HAP. No era la mejor versión para la misión encomendada, pero la experiencia a bordo del Portahelicópteros Mistral fue muy valiosa.

Los Gazelle y Tigre realizaron un total de 250 salidas, destruyendo 614 objetivos, de los cuales 400 eran vehículos. Los Gazelle dispararon 417 HOT contra todo tipo de blancos. Estos incluían estaciones de radar o posiciones defensivas, además de vehículos ligeros. Las continuas oleadas de ataque que eran capaces de poner en el aire los clase Mistral, fueron claves para cambiar la balanza en el frente de Brega, según afirmaron líderes rebeldes.

Los datos mencionados anteriormente por parte de los Gazelle y Tigres franceses supusieron el 90% de los ataques realizados por los helicópteros de la coalición durante la campaña. Los otros aparatos eran los Apaches británicos, que operaron desde el HMS Ocean.

La menor tasa de los Apache se explica por dos motivos. El primero es sencillo, y es que se desplegaron en un primer momento tan solo tres AH-64, aumentándose después a cuatro, y añadiendo un quinto al final en el HMS Ocean. El segundo es que utilizaron tácticas diferentes. Mientras que los franceses atacaban objetivos de manera oportunista, además de los que ya tuvieran, los Apache salían con éste preestablecido, no adquiriendo nuevos blancos si surgían.

Todas estas misiones fueron apoyadas estrechamente por la aviación, que asignaba objetivos a los helicópteros, o les advertían de las defensas antiaéreas enemigas. También atacaban objetivos complementarios a los atacados por los helicópteros.

Gazelle lanzando misiles filoguiados HOT.
Gazelle lanzando misiles filoguiados HOT. 

A pesar del aparente éxito, no estuvieron exentos de críticas los helicópteros, ya que según los pilotos de ala fija, para que actuaran los otros tenían que tener a aviones implicados en su cobertura. Ellos podrían haber hecho ese trabajo con la misma eficacia. Sin embargo, muchos objetivos eran difíciles de reconocer a alta cota, y tan solo los helicópteros los podrían haber detectado. Recordemos que se optó por vuelos a gran altura para evitar bajas en los aviones.

A parte de la aviación, para asegurar la inserción de los helicópteros, también se contó con la ayuda de las fragatas de la Marine Nationale. Se dispararon en todo el conflicto unos 3.000 proyectiles de 100 y 76mm contra objetivos en tierra, un tipo de acción que los franceses llevaban décadas sin realizar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here