El US Naval Air Warfare Center Weapons Division (NAWCWD) realizó en diciembre de 2016 una prueba para comprobar la capacidad de derribar un dron con misiles guiados. Para ello se utilizó el misil Spike, un arma de muy escaso tamaño y de precio contenido.

Drone Outlaw
Explosión de drone Outlaw por el misil Spike. Imagen de la US Navy.

Para la prueba se emplearon dos modos de derribo, uno por impacto directo (hit kill), y otro por expoleta de proximidad, explotando a cierta distancia. Los drones empleados se correspondían al modelo Outlaw.

El misil Spike fue instalado en un gimbal asociado a un radar, de tal manera que mantenía al objetivo dentro del campo de visión del misil, mientras que el operador adquiría y enganchada al dron en cuestión. Aunque la prueba fue un éxito, los ingenieros siguen realizando mejoras en el control de tiro y otros subsistemas.

No debemos confundir este misil con su homónimo israelí, ya que este último es más grande y su misión principal es contracarro. Sin embargo, el misil Spike del que hablamos es un sistema que se está desarrollando por un pequeño equipo de ingenieros en el Naval Air Weapons Station China Lake. Estas son unas instalaciones de la US Navy destinadas a la investigación, pruebas y evaluación de armamento.

Misil Spike
Jonathon Pooley con el Spike, un misil de 63,5cm de largo y 2.5 Kg. Imagen de la US Navy.

Con el Spike se pretende conseguir un arma económica, pero avanzada, capaz de hacer frente a las nuevas amenazas, como los ataques con lanchas cargadas de explosivos. Recordemos que hace pocos días una corbeta saudí recibió el ataque de unas de estas lanchas. También no hace mucho el ISIS emitió unos vídeos con el lanzamientos de explosivos desde drones a tropas iraquíes de manera efectiva.

De este modo, la marina norteamericana se dotaría del arma adecuada para este tipo de objetivos, mejorando la protección multinivel del que gozan sus barcos. Este diminuto misil nos recuerda a un tema ya tratato, y es el de la disminución de este tipo de armamento, como en los carros de combate, que se convertirán en pequeñas lanzaderas de misiles, tal y como apuntamos en el siguiente artículo:

El futuro de los carros de combate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
10 × 5 =