Tras décadas de recorte en los cuales se desmantelaron los sistemas de defensa aérea de corto alcance (SHORAD), el US Army quiere volver a reconstruir esta capacidad ante la amenaza rusa. Sistemas de Defensa Aérea de Corto Alcance

 

La situación internacional ha cambiado en los últimos años en lo que se denomina Nueva Guerra Fría, por lo tanto, las necesidades de los ejércitos también han de adaptarse. Enfocado a la lucha contrainsurgencia en Irak y Afganistán, el US Army descuidó por completo el apartado SHORAD. Enemigos como los talibanes carecían de medios aéreos que hicieran necesarios estos sistemas, por lo se redujeran los batallones SHORAD a tan solo 9 en la actualidad, siete de ellos en la Guardia Nacional.

Esta escasez de medios antiaéreos de corto alcance hace que la defensa por capas deje un hueco bien grande en la última, quedando las unidades del US Army a merced de amenazas como drones, helicópteros, proyectiles de artillería, o misiles de crucero.

 

Un peligroso hueco en las defensas antiaéreas

Mientras que protección antiaérea de medio y largo alcance recaen en el THAAD (Terminal High-Altitude Air Defense), los famosos y veteranos PATRIOT, o en la que pueda proveer el sistema Aegis juntos a los misiles Standard, tras estas capas de defensa no hay más. También debemos de tener en cuenta que la superioridad aérea debe de intentar evitar algunas de estas amenazas, como son los helicópteros, drones o misiles de crucero/balísticos. Pero ya hemos visto la dificultad para interceptar drones, en especial cuando se usan de manera masiva y son de bajo costo, como han hecho los rusos en su momento en Ucrania. También los misiles balísticos, que tantos quebraderos de cabeza dieron en la Guerra del Golfo de 1991, o a los saudíes en Yemen. Podemos recordar también como la artillería rusa aniquiló con una facilidad pasmosa dos batallones mecanizados ucranianosSistemas de Defensa Aérea de Corto Alcance

 

Intenciones de cambio en el apartado SHORAD

Sin embargo, esta tendencia va a cambiar, ya que para EEUU la principal amenaza actual es Rusia. El US Army no puede seguir enfocado a un tipo de guerra en la cual es superior en casi todo. De hecho, los cambios se empezaron a notar al dotarles de misiles Stinger a los AH-64E Apaches, algo que no se había hecho previamente.

AN/TWQ-1 Avenger
El AN/TWQ-1 Avenger. Instalado sobre un Hummer sin ningún tipo de protección balística, tiene dos lanzadores cuádruples de misiles guía IR Stinger y una ametralladora de 12.7mm. Tan solo dispone de un sensor electro-óptico para detectar las amenazas. Puede estar conectado al FAAD C3I, que le alertaría de las amenazas y daría la dirección de esta. Imagen de Dominio Público.

El objetivo deseable (ya que tienen dudas de poder sufragar el proyecto) según el coronel Edward O’Neill, director de Desarrollo e Integración de Capacidades en el Army’s Fires Center en Fort Sill, Oklahoma, es tener un batallón de SHORAD por cada división, y una batería por cada BCT (Brigade Combat Team). Esto supondría 18 batallones y 58 baterías SHORAD, lo cual supondría un incremento mucho mayor al que ha habido en épocas pasadas. Esto es debido al nuevo concepto de Multi-Domain Battle, según el cual, los campos de batalla futuros serán mucho más tecnificados y letales a los actuales, centrados en la lucha contra insurgentes. Por lo cual, las unidades han de mantenerse dispersas y en continuo movimiento para evitar ser destruidas. Debido a esto, será necesario un mayor número de unidades SHORAD para proteger a los medios desplegados.

 

Pantsir S1
Pantsir S1. Rusia dispone de una capacidad SHORAD en sus fuerzas terrestres soberbia.

Superioridad rusa en el apartado SHORAD

Las soluciones que plantea el US Army para el futuro inmediato ya están implementadas por las fuerzas terrestres rusas. Resulta irónico, pero lo que posee Rusia es casi lo que necesita EEUU. Tienen numerosos medios blindados de cadenas como los Tor M2U, Pantsir-S1, protegiendo las brigadas y divisiones, y brigadas de defensa antiaérea dotadas del Buk para proteger los Ejércitos de Armas Combinados.

Mientras que el US Army no tiene capacidad para operar sin superioridad aérea, el ejército ruso está perfectamente preparado para ello gracias a las diferentes defensas en capa, sin dejar hueco alguno en ella, con medios altamente móbiles, protegidos y con una gran flexibilidad gracias al uso combinado de cañones y misiles. En lo que respecto a SHORAD, Rusia está muy por delante de la mayoría de países de la OTAN.

 

Futuros sistemas SHORAD

Aunque en un principio se pretende subsanar esta falta de capacidades SHORAD con el sistema Avenger, este no es el más adecuado, por lo que se ha de sustituir pronto. El vehículo base es un Hummer, lo que implica que carece de la protección suficiente, así como movilidad táctica. Si ha de proteger unidades mecanizadas o acorazadas, ha de tener una movilidad similar a los medios de estas, por lo que lo ideal sería un vehículo de cadenas o tipo Striker.

Los sistemas que se quieren adquirir van a ir desde los tradicionales misiles y cañones, a armas láser y microondas. Este amplio abanico les permitirá utilizar medios económicos como el láser frente a objetivos de escasa importancia como pequeños drones, o proyectiles de artillería.

Indirect Fire Protection Capability disparando el MHTK (Miniature Hit to Kill)
Indirect Fire Protection Capability disparando el MHTK (Miniature Hit to Kill), un diminuto misil sin cabeza de guerra, diseñado para destruir a través del impacto los proyectiles de artillería, morteros y cohetes a un bajo coste.

Para el 2020 se ha previsto que entre en servicio la versión base del IFPC (Indirect Fire Protection Capability). Podrá, a través de su lanzador multimisión, disparar distintos tipos de misiles, cada uno adecuado al tipo de amenaza. Podrá hacer frente a misiles de cruceros, drones, cohetes, proyectiles de artillería y morteros. Hasta ahora ha probado cuatro tipos de misiles distintos: Hellfire, Stinger, MHTK y AIM-9X. Este último le da una gran capacidad gracias al alcance y calidad del SIDEWINDER, pudiendo así derribar misiles de crucero a un costo menor que el Patriot. En el futuro se espera incorporar tecnología láser de alta energía en el sistema. Sistemas de Defensa Aérea de Corto Alcance

Dispondrá de un nuevo sistema de mando y control, el Integrated Air and Missile Defense Battle Command System, que le permitirá abrir fuego con los datos de distintos sensores de la red. Pero como el enemigo dispone de sistemas de guerra electrónica avanzados, también puede operar individualmente en caso de que se interfiera el enlace de datos. Sistemas de Defensa Aérea de Corto Alcance

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
22 − 6 =