Según el US Army, este jueves sus tropas de operaciones especiales, que estaban asesorando a tropas rebeldes en Siria, recibieron el ataque de un drone del Ejército Sirio, que se correspondía con el modelo iraní Shahed 129. Ante esta amenaza, un F-15E de la USAF derribó el drone.

Tropas norteamericanas en Al-Tanaf

Cerca de la frontera jordana e iraquí, pero en territorio sirio, se encuentra una base militar con personal de operaciones especiales norteamericano y británico. Al-Tanaf es uno de los tres pasos frontetizos oficiales entre Siria e Irak. Su labor, asesorar y dar apoyo a las tropas rebeldes denominadas Maghawir al-Thawra (Comandos de la Revolución) en su lucha contra el ISIS, pero también se oponen a Assad. Los miembros de Maghawir al-Thawra provienen del disuelto New Syrian Army, antiguo grupo rebelde compuesto, entre otros, por ex integrantes del Ejército Árabe Sirio. Algunas de sus misiones podían catalogarse de operaciones especiales, con infiltración en las líneas enemigas, señalando objetivos del ISIS para la USAF. Han recibido entrenamiento de Jordania, de los EEUU y Reino Unido, lo que no ha evitado que fueran atacados en su momento por la aviación rusa.

Shahed 129, el primer UCAV MALE de Irán. Provisto de misiles, muestra que no hay que subestimar las capacidades de la nación persa.

Sin embargo, con el establecimiento de las tropas norteamericanas, se dispuso un perímetro de seguridad, que ha llegado a alcanzar los 55 Km en las últimas semanas, para evitar ponerles en riesgo de cualquier ataque enemigo. Y por enemigo se considera a las fuerzas leales a Assad.

La zona Al-Tanaf está viendo un aumento de la tensión. No hace mucho atacaron a un convoy de milicias iraníes leales a Assad que se dirigían hacia allí, y este martes un F/A-18 Hornet destruyó varios vehículos del régimen y 10 de sus soldados. Las ganancias de terreno del gobierno sirio conllevan a un contacto con los rebeldes apoyados por EEUU y otras potencias, por lo que este tipo de incidentes aumentará con el tiempo.

 

Derribo del drone sirio por parte de la USAF

Este jueves, un drone del Ejército Árabe Sirio de fabricación iraní, un Shahed 129 lanzó un misil sobre los Comandos Revolucionarios y fuerzas especiales estadounidenses.

Este drone se mostró por primera vez al público en 2012, y entró en plena producción al año siguiente. Pondríamos asemejarlo a un MQ-1 Predator, con una envergadura aproximada de 16 metros, una autonomía de 24 horas, alcance máximo de 1.700 Km, y cota de 8.000 metros. Además de misiones ISR, puede ir armado con misiles para ataque a tierra. Una vez más tenemos a Siria como campo de pruebas.

2S1 Gvozdika del Ejército Árabe Sirio destruido por EEUU hace pocos días.

Las tropas norteamericanas, que andaban operando junto a los rebeldes, recibieron el ataque de este novedoso drone iraní, en lo que sería la primera vez, tras unos 20 años, que las tropas norteamericanas se ven sometidas a un ataque aéreo por parte de otro país. Esto nos recuerda que el US Army y resto de ejércitos deben actualizar el adiestramiento de sus militares para adaptarlos al nuevo peligro de los drones. De hecho, este mismo modelo de UCAV fue usado por Hezbolá en 2012, siendo derribado por Israel.

Según el coronel del US Army Ryan Dillon, portavoz del Combined Joint Task Force-Operation Inherent Resolve (CJTF-OIR), este ataque sobre sus tropas y la de los aliados sirios no causó ningún daño. Para salvaguardar la integridad de estos, un F-15E Strike Eagle de la USAF derribó el Shahed 129.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here