El Mando en Europa de EEUU ha publicado una serie de fotos mostrando lo próximo que estuvo un Su-27 de la Fuerza Aérea Rusa de un RC-135, un avión de reconocimiento de la USAF cuando este se encontraba patrullando en el mar Báltico el lunes pasado.

Aunque inicialmente se afirmó que el Su-27 estuvo tan cerca como apenas a dos metros, el Pentágono desmintió esta cifra y ha dado la de 10 metros. Sin embargo, lo que según el portavoz del Pentágono, el capitán Jeff Davis, hizo la interceptación problemática e insegura, no fue la distancia a la que estuvo, sino el comportamiento que tuvo el piloto.

Debido a la alta velocidad, el escaso control que tuvo el piloto ruso de su avión durante la interceptación, el comandante del RC-135 determinó que era insegura la situación” dijo Davis. También matizó que la mayor parte de las interceptaciones rusas eran seguras. “Esto es una excepción, no la norma”.

Los RC-135U son aviones de espionaje electrónico, los datos recolectados pueden ser utilizados para actualizar las bibliotecas de guerra electrónica (jammers, RWR, etc). Su misión, a pesar de realizarse en espacio aéreo internacional, debió de incomodar a los rusos, que disponen de instalaciones militares en Kaliningrado de alto valor estratégico.

Su-27 aproximándose al RC-135U.
El Su-27 ruso iba armado con dos misiles R-27 y dos R-73, ambos de guía IR y de medio y corto alcance respectivamente.
En esta imagen se aprecia un R-27 de guía IR y medio alcance.

Fuente: Washington Examiner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here