En la visita realizada por Bashar al-Assad al destacamento ruso en la base aérea de Hmeymim, en Latakia, hemos podido ver numeroso material expuesto. Si por algo destaca este es por la modernidad, con lo último de su arsenal. Al igual que en Ucrania, Rusia ha desplegado su material puntero, para mostrar su idoneidad en campaña. Al Assad visita la base aérea rusa de Latakia

Según la agencia de noticias Sana, el jefe del Estado Mayor ruso, Valeri Gerasimov, recibió a Assad, tras lo cual al presidente sirio se le enseñó el armamento ruso desplegado en la base. También el comunicado de la agencia afirmó que “en el marco del trabajo conjunto se debatió la coordinación de las acciones de las tropas gubernamentales apoyadas por la Fuerza Aeroespacial de Rusia en la lucha contra los grupos terroristas internacionales Daesh (autodenominado Estado Islámico) y Frente al Nusra (ambos prohibidos en Rusia)”.

Vamos a comentar brevemente cada fotografía publicada, identificando el material ruso expuesto. Al Assad visita la base aérea rusa de Latakia

BTR-82A, con su cañón universal de 30mm 2A72, lo que facilita la logística y una ametralladora de 7.62mm en la torre. Para aumentar la potencia de fuego, podemos apreciar en el lateral de la barcaza troneras para que los infantes transportados puedan abrir fuego. Está mejor equipado que el antiguo BTR-80 contra minas e IEDs, pero sigue siendo un mal diseño. Con su motor de 300cv situado en la parte trasera, este no da protección al personal transportado (3 tripulantes y 7 infantes equipados), además de obligar a desembarcar por el lateral, dejando vendidos a sus soldados al fuego enemigo. Este mal diseño se arrastra desde las versiones anteriores de la familia BTR, y se continuó con el 90. Por suerte, el Bumerang cambia radicalmente el diseño soviético por uno OTAN.
A la derecha, el sistema antiaéreo Pantsir S2. Se diferencia del S1 por el nuevo radar de búsqueda SOTS S-band, que le da un leve mayor alcance, y mayor capacidad de adquisición. Sus misiles pasan de 20 Km de alcance a 30, y pudiendo derribar objetivos que vuelen a una altura de hasta 10.000 metros. También tiene dos cañones de 30mm. Este sistema es de los más capaces de su tipo, gozando de una gran movilidad.
Sin lugar a dudas la estrella de la exposición, el BMPT-72 Terminator 2. Y también el más útil para el Ejército Sirio.
A la izquierda, el Lince LMV, a la derecha el Tigr armado con un lanzagranadas de 30mm AGS-17 en la escotilla. Ambos son del mismo tipo, vehículos todoterreno 4×4 blindados contra fuego de fusilería y minas e IEDs. En su momento Rusia optó por el modelo italiano, pasándose años después al ruso como consecuencia del cambio en el Ministerio de Defensa.
Militar ruso enseñando el sistema de autoprotección President-S de su Mi-8 a Assad. Gracias a él, los helicópteros se encuentran protegidos contra su mayor enemigo, los MANPADS como los Stinger o Igla. A lo largo del helicóptero se disponen los sensores láser, los sistemas de alerta ultravioleta de aproximación de misiles, los sistemas de guerra electrónica electro-óptica, bengalas y un sistema de control de todos estos.
Assad a bordo del Su-35, el caza más moderno de la Fuerza Aérea Rusa, el último de la saga del Su-27. Intenta con su corto número recibido llenar el hueco hasta la llegada del T-50. Es uno de los cazas de superioridad aérea más capaces.
Infantes rusos equipados con el sistema Ratnik.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
13 − 7 =