El Grupo Táctico de Batallón ruso (BTG) es una organización táctica modular creada a partir de una brigada del Ejército Ruso para desplegar una fuerza de combate a zonas del conflicto. Los BTGs fueron frecuentemente eficaces en combate en Ucrania entre el 2013 y 2015, pero en varias ocasiones, los BTGs fueron derrotados tácticamente por unidades ucranianas del ejército regular, a pesar de la superioridad rusa en potencia de fuego, guerra electrónica (EW) y defensa antiaérea (ADA). Derrotar al Grupo Táctico de Batallón Ruso

 

Este artículo investiga las debilidades que permitieron a las unidades del ejército ucraniano derrotar BTGs rusos y describe las tácticas que una Brigade Combat Team (BCT) puede emplear para crear oportunidades similares para derrotar tácticamente a un BTG si se requiere en un futuro conflicto.

 

Generalidades del Concepto 

El imperativo estratégico del BTG es controlar el terreno1 para influir en las negociaciones posteriores al conflicto. Cuando sea posible, el comandante del BTG empleará sus medios ofensivos para causar bajas al enemigo y para presionarle a unas negociaciones, pero debe también preservar su propia fuerza ya que no puede recuperarse operacionalmente y las bajas son estratégicamente costosas.

Las milicias pro-rusas realizan una labor similar en algunos aspectos a las antiguas tropas del Ministerio del Interior Ruso, en la actualidad, Guardia Nacional de Rusia. En la imagen un separatista pro-ruso en la ciudad de Snizhnye, en Ucrania oriental el 12 de junio de 2014.

Para preservar el poder de combate, los BTGs emplean una fuerza de unidades paramilitares locales como fuerzas proxy para asegurar el terreno2 y proteger3 al BTG de ataques directos e indirectos. Aunque las derrotas tácticas rusas eran infrecuentes y terminaron típicamente en un estancamiento operacional más que una derrota decisiva, los éxitos del ejército regular ucraniano existen en número suficiente para sugerir que las BTGs rusas presentan vulnerabilidades tácticas que pueden ser explotadas por los comandantes de BCT:

  • Escasez en las fuerzas de maniobra disponibles, especialmente en infantería, lo que limita significativamente las capacidades de maniobra rusas. Los BTGs no pueden concentrarse en realizar operaciones ofensivas, y simultáneamente mantener el flanco y la retaguardia seguras. También presentan problemas a la hora de concentrar su artillería contra ataques desde múltiples direcciones.
  • Las limitaciones de Mando y Control (C2) requieren que el comandante del BTG concentre sus recursos de mando y de inteligencia para dirigir los ataques y fuego indirecto. Estos recursos se emplean selectivamente para sustituir las maniobras ofensivas, y no están disponibles en todo el área de responsabilidad del BTG y pueden ser saturados por tácticas agresivas de dispersión y desplazamiento.
  • Los BTGs no pueden regenerar rápidamente el poder de combate sin canibalizar otras unidades en el teatro de operaciones o guarnición. Una vez que los equipos y las unidades sean degradadas por las bajas, perderán rápidamente efectividad hasta que se reconstituyan completamente. Frente a una amenaza creíble, los recursos de maniobra y apoyo probablemente serán retirados y conservados para su uso futuro.

 

Concepto en la práctica

Aunque algunos sistemas de los BTG son tecnológicamente superiores al equipo estadounidense, el BTG no tiene la capacidad de observar, apuntar y atacar a la BCT simultáneamente a través de un frente amplio. No sólo una BCT puede maniobrar tres veces más formaciones de forma sostenible, sino que la naturaleza descentralizada del sistema de mando de Estados Unidos permite a cada formación maniobrar simultáneamente, independientemente del mando a nivel de brigada.

Los jefes del BCT pueden maniobrar contra las vulnerabilidades de los BTGs, evitando despliegues estáticos que permitan al comandante del BTG seleccionar, preparar y ejecutar ataques limitados. Las capacidades del BTG son extremadamente letales cuando se concentran en unidades individuales, pero disminuyen rápidamente frente a maniobras realizadas a un ritmo alto o defensas en profundidad, porque un BTG no puede realizar misiones de economía de fuerza. En cambio, las BCTs americanas tienen ventajas asimétricas en la maniobra y el sostenimiento, que se pueden utilizarse contra un BTG. Para derrotar a un BTG, hay que aumentar la incertidumbre y moldear el campo de batalla para “quemar más calorías” saturando los sistemas y el personal más valioso del mando de un BTG. Una vez que se inicien las hostilidades, hay que atacar desde múltiples frentes para destruir su fuerza de maniobra, desplazar su mando de misión, EW y potencia de fuego, y apoderarse de su terreno.

Tabla 1.

CONTINÚA EN LA SIGUIENTE PÁGINA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
30 − 12 =