El MQ-25A Stingray será el primer avión sin piloto para reabastecimiento en vuelo de la historia, siendo la US Navy el primer usuario de este tipo de vehículos. Algo que no debe de extrañarnos, pues llevan varios años ensayando con drones furtivos en portaaviones. Drone furtivo X-47B para reabastecimiento en vuelo de US Navy

La US Navy ha ido perdiendo a lo largo de las décadas capacidades, siendo una de estas el alcance de sus plataformas aéreas. Con el Super Hornet o Hornet asumiendo la mayor parte de operaciones de combate, se necesitó de un avión para extender el pobre rango de estos aviones, y tras la retirada de los KS-3A y KA-6D, no quedaba otra opción que modificar los Super Hornet. Ahora se abre otra opción, la de vehículos no tripulados, en la forma del programa MQ-25A Stingray, en el cual se presentan varios contendientes.

Para ello se ha aprovechado como banco de pruebas para el concurso del drone de reabastecimiento en vuelo embarcado la excelente plataforma X-47B, que ya fue usada en 2013 para probar el aterrizaje y despegue autónomo de un drone furtivo desde un portaaviones.

Prototipo 502 Salty Dog “cazado” con ambos pods para el programa MQ-25A Stingray.

Dos prototipos X-47B fueron utilizados como parte del programa US Navy’s Unmanned Carrier Air Vehicle demonstrator (UCAS-D), completado en 2015.

Hace poco se ha conseguido fotografiar a uno de los X-47B para el programa Stingray. Como puede verse en la imagen de arriba, el drone ha sido equipado recientemente con el pod para reabastecer en vuelo WARP (wing air refueling pod), suspendido de su ala izquierda, y de un depósito de combustible lanzable en el ala derecha.

Según la web Aviation Week, este prototipo se correspondería con el segundo, el 502 Salty Dog, ya que dispone de pértiga de reabastecimiento en vuelo. Fue este prototipo el primer dron en realizar un reabastecimiento en vuelo de manera autónoma en abril de 2015, completando el programa exitósamente.

Disponer de un drone furtivo al radar, a pesar de contar con dos pods descartables bajo las alas sería una ventaja para la US Navy, ya que podría reabastecer a los F-35C sin poner en riesgo la plataforma dedicada a ello.

Pod WARP para suministrar combustible a otras aeronaves.

Y es que hay que tener en cuenta que los chinos y rusos, ante la superioridad militar norteamericana están desarrollando métodos A2/AD como losde muy largo alcance PL-15 chinos o los Vympel R-37M RVV-BD o Novator KS-172 rusos, destinados a derribar los AWACS y aviones de repostaje en vuelo. Estos, al ser blancos fáciles y de una firma radar muy grande, pueden ser localizados y derribados. Con la adopción de drones furtivos como tanqueros aéreos, a pesar de los dos pods, se reduce en mucho la distancia de detección, pudiendo realizar sus cometidos en escenarios peligrosos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
24 − 6 =