Recientemente en algunos medios se ha propagado la imagen de lo que parece ser, o más bien, lo que se califica como el nuevo bombardero “invisible” al radar de China. Pero esta afirmación parece ser demasiado atrevida, cuando no errónea. Esto no tiene nada que ver con el asunto de si China está desarrollando o no un bombardero estratégico, sino la relación entre la imagen difundida y el proyecto chino.El bombardero furtivo chino que no lo es

La primera desinformación proviene del sitio donde ha sido tomada la imagen por satélite. Para apoyar la teoría del desarrollo de un nuevo bombardero, se ha localizado en la ciudad de Chengdu, en las instalaciones de la firma aeronáutica del mismo nombre, Chengdu Aircraft Industry Group, responsable de aviones como el J-10, o el cazabombardero furtivo de quinta generación J-20. Vinculando el posible bombardero con las instalaciones de la firma del J-20 la credibilidad de la teoría aumenta. Pero nada más lejos de la realidad. La imagen ha sido obtenida en Gaobeidian, a unos 50 Km al suroeste de Beijing, en unas instalaciones dedicadas al análisis del RCS (Radar Cross Section) de aeronaves. El bombardero furtivo chino que no lo es

Xian H-20 
El avión ligero todavía está en la zona, lo cual permite calcular su tamaño aproximado. Imagen de Google Maps.

La imagen en la que aparece el supuesto bombardero furtivo, permite deducir de manera aproximada el tamaño de éste. A la izquierda de él se encuentra otro avión con una envergadura de unos 7-8 metros de largo. Si el avión analizado dobla al anterior, podemos calcular que su envergadura está en torno a los 15 metros. Con estas medidas el asunto en cuestión cambia mucho. El avión más similar que podemos encontrar al chino es el demostrador X-47B, un dron furtivo testado por la US Navy, que de un extremo al otro de cada ala mide casi 19 metros.

Como la lógica manda, el futuro bombardero estratégico de China no puede medir menos que un drone, y menos ser expuesto durante varios días a una de las zonas más observadas por los satélites del enemigo, como son dichas instalaciones. De hecho, estuvo expuesto al menos durante los días 9 al 12 de julio, un descuido cuanto menos sospechoso.

Teniendo en cuenta que en las instalaciones se estudia la firma radar de los aviones, caben dos posibilidades: que sea la maqueta a escala de un futuro bombardero furtivo al radar, el esperado Xian H-20, o una réplica o fuselaje real de un drone stealth en la fase final. Si ha sido expuesto de manera tan obvia es que es posiblemente un mensaje a los EEUU y al mundo de un próximo estreno de drone furtivo. Dar pistas en una fase tan temprana del desarrollo del H-20 sería una gran negligencia, pues tan solo disponen de una maqueta sujeta a estudio y modificaciones. Siendo más probable la primera opción, quedaría tan solo por esperar el anuncio de la presentación. El bombardero furtivo chino que no lo es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
32 ⁄ 16 =