Una delegación del Ministerio de Defensa de Israel completó la semana pasada el proceso de compra de 17 F-35I Adir, es decir, la versión israelí del F-35A. El monto total alcanza la cifra de 1.900 millones de dólares, de los cuales 1.500 millones son exclusivamente de los aviones propiamente dicho, el resto de equipos auxiliares. Israel compra 17 F-35I Adir por 88 millones de dólares cada uno

El primer acuerdo de adquisición de F-35, consistió en 33 aviones, costando cada avión alrededor de 100 millones de dólares. Sin embargo, en el acuerdo previo firmado en noviembre para la compra de estos 17 aviones, el costo por unidad bajó a alrededor de 88 millones de dólares. Construido por Lockheed Martin, los aviones están siendo comprados como parte de la ayuda militar entre los Estados Unidos e Israel. En el primer acuerdo Israel compró 19 F-35I a un costo de 125 millones de dólares, y en el segundo acuerdo tuvo que pagar 112 millones por cada uno de los 14 adicionales. Se espera que el costo del avión baje a alrededor de 80 millones en los próximos años.

“Esta es una reducción significativa en comparación con los aviones ya comprados por el estado de Israel hasta ahora”, dijo Dubi Lavi, jefe de la delegación de Ministerio de Defensa Israelí para EEUU.

La entrega de estos 17 ejemplares está prevista para diciembre de 2024. El contrato ha sido firmado por el general Udi Adam, director general del Ministerio de Defensa.

Israel, que ha recibido ya cinco aviones F-35 Adir, recibirá dos más la próxima semana y otros dos para noviembre, completando nueve para este año. Se espera que el estado israelí anuncie la capacidad operativa inicial (IOC) del primer escuadrón para el 7 de diciembre.

El Ministro de defensa, Avigdor Lieberman, dijo que completar la adquisición del Adir era una prueba más de la estrecha relación entre Israel y los Estados Unidos, además de la fortaleza de esta en cuestiones de seguridad.

Esta versión en concreto del F-35 ha sido equipada según las propias especificaciones de Israel y se le incorporarán equipos de guerra electrónica locales, así como armamento de propia factura, como es propio de Israel en todos los aviones que posee en la actualidad. De hecho, se espera posiblemente que se equipe con el futuro misil Stunner, el considerado por algunos como el misil más avanzado que entre en servicio.

Misil aire-aire israelí Stunner. Revolucionando el combate aire-aire

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
38 ⁄ 19 =