El fabricante ruso Uralvagonzavod (UVZ) ha mostrado la nueva versión del T-90 durante una exhibición del más moderno material acorazado en honor del Día del Carrista de Rusia. Análisis del nuevo T-90M para el Ejército Ruso

Esta nueva versión se denomina T-90M, y aunque en su momento se dijo que llevaría numerosas mejoras del futuro carro de combate T-14 Armata, las primeras imágenes paracen negar esto. El T-90M no es más que una versión muy similar al T-90AM. Con él se pretende actualizar el parque de T-90, que necesitan una modernización, ya que desde el mismo momento en que fueron introducidos en el ejército ruso, ya estaban por debajo en la mayoría de aspectos de sus oponentes de la OTAN, tal y como se puede ver en esta comparativa:

Leopard 2E versus T-90A

En cuanto a protección, encontramos numerosas diferencias con respecto a la versión A que equipa al ejército ruso. Para empezar el blindaje reactivo deja de ser el ya anticuado Kontak-5, adoptando el Relik. Este es de los años 80, y aunque es el más común de los últimos años en las Fuerzas Terrestres Rusas, esto es debido a restricciones presupuestarias, ya que hay modelos más capaces, pero más caros. El nuevo blindaje es todavía más eficaz frente a cargas huecas y proyectiles de energía cinética.

Podemos ver alrededor de toda la parte baja de la torre un dispositivo similar al que utiliza el Merkava israelí para proteger el anillo de su torre en la parte trasera contra las cargas huecas. El T-90M una variante del blindaje de rejas muy similar al Q-Net, pero mucho más ligero. También lleva blindaje de rejas en la parte lateral trasera y posterior de la barcaza.

Análsis del nuevo T-90M para el Ejército Ruso
(с) Decoder / otvaga2004.mybb.ru

Alrededor de la torre el T-90M lleva varios sensores láser similares al TShU-1 del Shtora-1. Estos están asociados a los lanza-artificios, que pueden crear una cortina de humo que lo ocultaría de la fuente de emisión, que puede ser el telémetro láser de un carro de combate, o el láser de guiado de un misil de un helicóptero de combate. Como vemos, el Shtora-1 se abandona, debido posiblemente a su poca eficacia en combate, y a su antigüedad, siguiendo el camino de los indios, que rechazaron ese sistema. Sin embargo, no se adopta un sistema de protección activa como el Afganit, tal y como se especuló, ya sea por el precio de éste, o porque todavía no está listo para entrar en servicio.

Análsis del nuevo T-90M para el Ejército Ruso
Encima de la red metálica contra cargas huecas, encontramos el sensor láser. (с) Decoder / otvaga2004.mybb.ru

Sobre la potencia de fuego no disponemos de datos precisos sobre el cañón que adopta. El T-90AM llevaba un 2A46M-5, sin embargo, según Defense Blog, llevará un 2A46M-4, y según otras fuentes algo antiguas ya, el 2А82-1М que equipará el Armata. En las imágenes podemos ver que exteriormente es igual al del T-90AM, incluso con el mismo colimador automático. Y es que ambos llevan la misma dirección de tiro, la Kalina, con dos visores térmicos/diurnos Sosna-U, lo que le da por fin capacidad hunter-killer total al T-90A. Además, dispone de un sistema de gestión de batalla, un multiplicador de fuerzas fundamental para los campos de batalla del siglo XXI.

El armamento secundario consiste en una ametralladora coaxial PKT de 7.62 mm y una NSVT de 12.7 mm operada por control remoto en el techo del carro, en la parte de atrás de la cúpula del jefe del carro. Esta última es muy útil para combate en población, sin exponer a la tripulación, o contra objetivos aéreos.

En cuanto a movilidad, el T-90M está equipado con un motor diesel B-92C2 de 1000cv de potencia, lo que unido a su peso de casi 50 toneladas, sigue estando con una escasa relación potencia/peso.

Análsis del nuevo T-90M para el Ejército Ruso
(с) Decoder / otvaga2004.mybb.ru

Según el jefe de la Dirección Principal Acorazada del Ministerio de Defensa de Rusia, el teniente general Alexander Shevchenko, el T-90M ha comenzado la fase de pruebas en el ejército ruso.La dirección tuvo que acelerar el diseño de nuevos vehículos de combate blindados y la modernización de los antiguos, en línea con la experiencia de combate obtenida en Siria”.

El suministro de los T-90M al ejército ruso puede comenzar en 2018, según el jefe de la planta de producción de Uralvagonzavod, Alexander Potapov. Los T-90M fueron contratados con ocasión de la pasada feria militar Army-2017. El representante de la planta se negó a citar el número de carros de combate que debían suministrarse.“No estamos divulgando el número, pero hemos firmado un contrato de suministro con el Ministerio de defensa”, dijo.

Con la última modernización, Rusia lleva a un primer nivel al T-90, casi a la altura de los mejores carros de combate, gracias a sus mejoras en protección y potencia de fuego, aunque se esperaban mejoras derivadas del Armata. Otra oportunidad perdida de incorporar lo mejor por culpa de las restricciones presupuestarias.Análisis del nuevo T-90M para el Ejército Ruso

Fuentes: TASS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here