El A400M del Ejército del Aire completó ayer su primera participación en una misión internacional. Voló desde su base en Zaragoza hasta la Base Aérea de Ämari, en Estonia para repatriar gran parte del material del destacamento Ámbar. La primera misión internacional de muchas, que a lo largo de las próximas décadas, llevarán a cabo, probablemente, estos gigantescos aviones de transporte ensamblados en la factoría sevillana de San Pablo. Primera misión internacional del A400M del Ejército del Aire

El Destacamento Ámbar ha garantizado la seguridad del espacio aéreo de los Países Bálticos desde el pasado 1 de mayo, por mandato de la OTAN. Los cinco F-18 del Ala 15 regresaron el miércoles a su base de Zaragoza. Ayer jueves aterrizaban los hombres y mujeres que componían el Destacamento. Pilotos, mecánicos, armeros y el resto de aviadores ya están en casa disfrutando del merecido descanso tras cuatro meses tan lejos de sus hogares.

254 misiones y 586 horas de vuelo después la misión esta cumplida. La profesionalidad, la experiencia y el buen hacer del Ejército del Aire nuevamente acreditados. ¡Enhorabuena a todos y bienvenidos a casa!

 

Fuente: Ejército del Aire.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here