Los planes para la producción de un segundo lote del carro de combate K2 Black Panther para el Ejército de Corea del Sur deberán retrasarse tres años debido a problemas mecánicos de fiabilidad de la transmisión según la DAPA (Defense Acquisition Program Administration). La producción del K2 Black Panther surcoreano se retrasa

El K2 Black Panther es el carro de combate más moderno del arsenal surcoreano, destinado a reemplazar a los antiguos M-48 Patton y en esta última fase de producción, también a los primeros K1, que entraron en servicio en 1987 y necesitan una sustitución, no así los K1A1 y posteriores.

Desde su concepción, el K2 Black Panther presentó problemas debido a la decisión tomada de incorporar un motor local basado en el MTU-890 alemán con 1.500 cv de potencia máxima y diesel. El primer lote estaba previsto que entrara en servicio en 2012, teniendo que posponerse dos años debido a problemas de fiabilidad y durabilidad en el motor y transmisión. Finalmente se optó por equiparlos con el motor alemán y una transmisión Renk.

La producción del K2 Black Panther surcoreano se retrasa
Republic of Korea Army/CC BY-SA 2.0

El segundo lote, que esperaba recibir el motor de 1.500 cv y la transmisión desarrollados por Doosan DST y S&T Dynamics, se iba a recibir en 2017, pero problemas en la fiabilidad y la durabilidad de la transmisión van a retrasar el segundo lote otros tres años, que junto a los dos del primer lote sumar cinco años de retrasos.

El éxito inicial en armamentos de menor complejidad llevó a Corea del Sur a embarcarse en proyectos de mucha mayor complejidad sin poseer la tecnología necesaria y sin resolver siquiera los problemas anteriores. De hecho el K1 ya presentó numerosos defectos por culpa de esta falta de experiencia y desarrollo, dependiendo de subsistemas de múltiples países que dieron numerosos quebraderos de cabeza.

La decisión final de la DAPA va a ser adquirir una transmisión foránea en sustitución de la local, manteniendo el motor surcoreano.

El objetivo final de Corea del Sur es desplegar un total de 600 K2 Black Panther, objetivo demasiado alto teniendo en cuenta que el primer lote fue de un centenar, éste que se recibirá en 2020 de otros 100, y que el precio de estos últimos ha sido de 820 millones de dólares (2014). La producción del K2 Black Panther surcoreano se retrasa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
33 ⁄ 11 =