En la noche del 16 de abril, según medios locales, cazas israelíes habrían atacado dos bases aéreas sirias, la de Shayrat y la de Al-Dumayr. Contra la primera se dirigieron 6 misiles, de los cuales 4 fueron derribados, y otros 3 para la segunda, siendo todos ellos interceptados según la agencia estatal siria SANA. Incluso se mostraron en las redes sociales algunos de los misiles antiaéreos persiguiendo lo que se suponían que eran los misiles enemigos. Pues bien, todo ello ha sido finalmente corregido por las mismas fuentes sirias y libanesas.

Según la agencia SANA, el mal funcionamiento de los sistemas propició la alerta y lanzamiento de misiles contra una supuesta violación de su espacio aéreo. También una fuente del aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut afirmó a Sputnik que los cazas israelíes no podrían haber atacado Siria, ya que estos no habían sobrevolado su espacio aéreo. Esto último es menos fiable, ya que Israel tiene los medios para entrar en Siria sin que los radares libaneses los detecten.

Buk M2E.

Para más detalles, un comandante pro-Assad ha dicho a la agencia Reuters que el error de las defensas aéreas sirias fue provocado por un ataque electrónico conjunto de EEUU e Israel a sus radares. Dudamos de la participación directa de EEUU salvo de apoyo en la misión.

Sabemos que en la base aérea de Al-Dumayr están los modernos sistemas antiaéreos Pantsir-S1, de defensa de punto, que combinan un radar con un alcance máximo de 45 Km, sensores electroópticos, misiles de corto alcance y 2 cañones de 30mm. Anteriormente habían intercetado morteros y cohetes de los rebeldes, tal y como hicieron en febrero de este año.

Ataque Electrónico de Israel a defensas aéreas sirias
Pantsir-S1 sirio. Sirve para defender puntos sensibles frente a todo tipo de amenazas, desde morteros a aviones de combate.

En Shayrat, según @WithinSyriaBlog (fuente de cierta fiabilidad), hay sistemas Buk M2E. De ser cierto esto, estaríamos hablando de uno de los sistemas SAM de medio alcance más modernos. Aunque es una versión de exportación y recientemente salió la M3, siguen siendo perfectamente válidos.

Siguiendo estas declaraciones de Siria, podemos trazar tan solo algunas hipótesis de qué pudo suceder, desde un ataque convencional a algo menos común.Y es que se nos plantea una hipótesis un tanto exótica, pero perfectamente plausible. Podríamos encontrarnos ante una misión de ataque electrónico llevado a cabo por los F-35I. Su furtividad al radar les hubieran permitido infiltrarse en Siria sin que los radares libaneses los detectaran. Tanto su radar AN/APG-81, una herramienta de EW en sí misma, capaz de interferir el radar del F-22, como los equipos específicos de guerra electrónica pueden haber sido testados contra las defensas aéreas sirias, que se encuentran en máxima alerta tras los ataques de la coalición liderada por EEUU e Israel de los últimos días. Este ataque habría sido un completo éxito, engañando a las defensas aéreas sirias.

Sin lugar a dudas este suceso ha sido un tanto extraño y la fiabilidad de las fuentes no permiten afirmar con seguridad nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Solve : *
14 + 27 =